Necrológicas
  • Benedicto del Carmen Alvarado Vidal
  • José Adán Bahamonde Bahamonde
  • María Vera Ojeda
  • Francisco Lorenzo Astorga Astorga
  • José Ortega Sepúlveda
  • Grismilda Gutiérrez Vera
  • Carmen Chuecas vda. de Pradenas
  • Luis Alberto Latorre Vera
  • Enrique Provoste Subiabre

El drama de la familia que perdió su hogar tras incendio en Pampa Redonda

Urge contar con la fórmula láctea (Pre Nan) para alimentar a su bebé prematura de 7 meses. Su hija Kiara, de 8 años, en tanto, alumna de la Escuela Argentina, perdió su mochila con sus útiles escolares.

Por La Prensa Austral Lunes 3 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
11
Visitas


Además, se presenta el problema que Ashley, bebé prematura de 7 meses, requiere de una alimentación especial (Pre Nan) de alto costo, fórmula láctea que la familia había conseguido con mucho esfuerzo y que se destruyó en el incendio.
“Lo que más lamento, es que mi esposo antes de embarcarse, el jueves pasado, había pintado la casa, habíamos comprado hule para el piso y mi cuñada nos había regalado muebles nuevos, y todo eso desapareció. La Kiara siente mucho su mochila para ir al colegio, aunque trato de consolarla que ya queda poco para que terminen las clases, pero igual me da pena”, comentó la dueña de casa.

En la medianoche del sábado un incendio destruyó la modesta vivienda de Bernardita Calbún Cabrera y su grupo familiar en la prolongación de calle Mardones, sector de Pampa Redonda. El fuego arrasó con su hogar, que por más de tres años habían levantado con su esposo para vivir junto a sus tres hijas. Ahora la mujer, alojada en un albergue municipal, hace un llamado a la comunidad para retomar su vida.

“Yo a esa hora estaba lavando ropa en la casa de adelante, en nuestro hogar sólo había quedado mi hija mayor, Kiara, quien de repente llegó llorando donde yo estaba y vi que tenía su cara y brazo quemado. Le pregunté qué había pasado y me dijo que nuestra casa se estaba quemando. Cuando salí vi cómo el fuego estaba por todas partes, de pronto todo explotó, reventaron las ventanas y ya no supe que más pasó; me quedé en shock y me fui a ver a mis hijas”, recordó los dramáticos momentos.

En cuestión de segundos todo el esfuerzo de esta dueña de casa y su esposo, quien se encuentra trabajando en zona de pesca, se redujo a cenizas. Ella y sus tres niñas, Kiara de 8 años, Tiare de 7, y Ashley de sólo dos meses salvaron con la ropa que tenían puesta, ya que todo el resto se perdió.

Fue la mayor de las hijas, Kiara, alumna de tercero básico de la Escuela Argentina, quien resultó con quemaduras en el 6 por ciento de su cuerpo según le informaron los médicos del Hospital Clínico, hasta donde fue trasladada en la ambulancia del Cuerpo de Bomberos. Además, la niña permaneció internada en la Uci Pediátrica del centro médico, ya que los facultativos prefirieron dejarla en observación ante la posibilidad de que hubiese sufrido lesiones en las vías respiratorias. Cerca de las 14 horas de ayer recibió el alta médica, pero en su rostro y en uno de sus brazos se evidencia lo cerca que estuvo el hecho de transformarse en una tragedia.

Apoyo municipal

El Departamento Social de la Municipalidad de Punta Arenas tomó contacto con la madre damnificada, ofreciéndoles alojamiento gratuito durante tres meses en un albergue en el barrio Croata, tiempo en el cual se comprometieron a levantar una mediagua para la familia.

Bernardita, agradeció el apoyo entregado, al igual que la ayuda que los vecinos del sector de Pampa Redonda, a través de la junta vecinal, le hicieron llegar. Sin embargo, es evidente la necesidad imperativa que tienen de ropa, principalmente para las niñas, ya que ayer las pequeñas Kiara y Tiare vestían tenidas que ciertamente no eran para niñas de su edad. Además, se presenta el problema que Ashley, bebé prematura de 7 meses, requiere de una alimentación especial (Pre Nan) de alto costo, fórmula láctea que la familia había conseguido con mucho esfuerzo y que se destruyó en el incendio.

“Lo que más lamento, es que mi esposo antes de embarcarse, el jueves pasado, había pintado la casa, habíamos comprado hule para el piso y mi cuñada nos había regalado muebles nuevos, y todo eso desapareció. La Kiara siente mucho su mochila para ir al colegio, aunque trato de consolarla que ya queda poco para que terminen las clases, pero igual me da pena”, comentó la dueña de casa.

La mujer y sus hijas están a la espera de que su marido vuelva el próximo jueves, no teniendo certeza si se enteró de la desgracia que afectó a su familia, ya que el único medio de comunicación que tenían (teléfono celular), se quemó en el incendio. De igual manera, la niña herida será vista hoy por un especialista en el Hospital Clínico para entregarle la ayuda que permita disminuir las cicatrices que las quemaduras podrían dejar en su cuerpo.

Para quienes estén dispuestos a colaborar con esta familia, ya sea en vestuario o pañales, y principalmente el alimento Pre Nan para la bebé, pueden contactarse al fono celular 57061185.