Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

“El fuego era absolutamente manejable”

El guía de turismo Felipe Rudloff fue el primero que se encontró con el inicio del fuego en el Paine y que según manifestó “durante tres horas fue completamente manejable”.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 31 de Diciembre del 2011

Compartir esta noticia
25
Visitas


El guía de turismo Felipe Rudloff fue el primero que se encontró con el inicio del fuego en el Paine y que según manifestó “durante tres horas fue completamente manejable”.

Desde hace diez años viene por la temporada al Parque Nacional Torres del Paine. El martes, poco antes de las 18 horas transitaba por el sendero del Grey junto a seis turistas franceses. Una de ellas vio humo a unos 500 metros desde donde se encontraban. Le dijo que regresara con los demás, mientras él se dirigía al lugar. “Las fogatas disminuyen la cantidad de humo luego de un tiempo y esta aumentaba. Tomé la decisión de volver corriendo y me encontré con varias personas a quienes les dije que avisaran sobre el incendio”.

Cuando Felipe llegó estaba ardiendo una superficie de 4 por 8 metros (32 metros cuadrados). El lugar tenía mucho material combustible y seco. Improvisó una herramienta y comenzó a construir un cortafuego, haciendo zanjas en el terreno.

En esos momentos había brisa de viento leve, recién aumentó pasadas las 21,30 horas, aunque no en forma agresiva. Lo que ocurrió finalmente al día siguiente.

El primer foco se encontraba muy cerca del sendero (5 a 6 metros). Se estaba quemando el pasto, romerillos, renovales de lenga, un árbol grande de lenga, helechos y chauras. Todo combustible debido a la sequedad.

Se preguntó “¿cómo es posible que estando todo seco -incluso los helechos- esté tan desprotegido todo, sin que se estableciera una alerta preventiva? Las condiciones estaban creadas para la catástrofe”.

A su trabajo inicial se sumaron otros caminantes. De acuerdo a Conaf ya habían sido informados del incendio a las 18,30 horas del martes. Recién vio llegar la lancha del Grey a las 22,45 horas con los combatientes.
Explicó que en el lugar había en las cercanías aguas suficientes y facilidades topográficas, como un estero, ancho, donde no había vegetación.

Por lo anterior planteó que con dos bombas que suministraran agua y con 10 a 15 brigadistas se lograba “matar el fuego”.

“Al momento de retirarme era un incendio absolutamente manejable a tres horas de detectarse el fuego”, recordó.
Hoy se pregunta: “¿Por qué no llegaron antes y con más gente y con todo, aprovechando la geografía, un lugar protegido del viento y con un riachuelo cerca?”.

Para él hubo falta de previsión y se produjo un encadenamiento de hechos con un resultado muy triste.
“Todos estamos involucrados en esto. Es un desastre. Quedó trunca la Patagonia”, manifestó visiblemente consternado.