Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

El lento camino de la rehabilitación de pacientes dependientes leves y moderados

Un accidente cerebrovascular y una operación en que le extirparon el riñón le provocaron un daño a su movilidad, razón por la que María Leuquén Legue, 61 años, comenzó una ardua lucha por recuperar el movimiento y obtener su alta médica. En este proceso, ha estado acompañada por el programa de Pacientes Leves y Moderados del Centro de Salud Familiar 18 de Septiembre.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 4 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
25
Visitas


Un accidente cerebrovascular y una operación en que le extirparon el riñón le provocaron un daño a su movilidad, razón por la que María Leuquén Legue, 61 años, comenzó una ardua lucha por recuperar el movimiento y obtener su alta médica. En este proceso, ha estado acompañada por el programa de Pacientes Leves y Moderados del Centro de Salud Familiar 18 de Septiembre.
“Si no hubiera sido por el programa aun estaría acostada”, relata María con evidente emoción y explica que desde el año pasado que recibe tratamiento en su domicilio por parte de los especialistas del consultorio, esto producto de un accidente cerebrovascular.
Luego de mucho trabajo, de horas de ejercicios y de seguir las instrucciones médicas por meses, por fin logró su alta médica y se encuentra recuperada.
Al recordar la lucha que ha debido enfrentar por su rehabilitación, María Leuquén destacó que estuvo siete días en la Uci amarrada, sin poder moverse. “No conocía a mi familia, estuve realmente mal”, puntualizó.
Tras recuperarse y retomar sus quehaceres, en junio pasado, la vida le puso un nuevo obstáculo: debió ser sometida a un procedimiento quirúrgico en el cual le extrajeron un riñón.
La cirugía le afectó su movimiento, teniendo que comenzar nuevamente el tratamiento y luchar por recuperar lo que había ganado.
En este contexto, valoró el programa de pacientes dependientes, señalando que “para mí el programa lo es todo. No sé qué hubiese hecho, probablemente lo habría intentado pero no hubiese sido los ejercicios correctos”.
Durante la sesión de tratamiento, Luis Alejandro Fernández, kinesiólogo del consultorio 18 de Septiembre y encargado del programa, realzó que María tuvo una lesión del nervio, que fue tocado durante la incisión que se le realizó para poder extraer el riñón, por lo que hay que rehabilitarla.
En la actualidad, los kinesiólogos no hacen atención domiciliaria debido de que no es una atención cubierta por Fonasa. Entonces, los pacientes deben pagar de manera particular por lo que es inaccesible para los usuarios de los Cesfam. De ahí que esta iniciativa que presta este servicio sea valorado por los usuarios.
El profesional se mostró esperanzado en que se aumenten los recursos médicos y profesionales para entregar una atención más integral.
Antecedentes del programa
De acuerdo a lo señalado por el kinesiólogo del consultorio 18 de Septiembre este programa procura brindar atención a domicilio a pacientes en situación de dependencia leve o moderada que no pueden trasladarse al Cesfam y de esta manera evitar la progresión del deterioro de pacientes con dependencia leve o moderada y su paso a dependencia severa. Asimismo tiene por objetivo activar redes familiares y comunitarias del paciente.
Quienes acceden a este programa, reciben prestaciones kinésicas, de fortalecimiento muscular, coordinación, equilibrio, entrenamiento de actividades de la vida diaria y de marcha. Asimismo el equipo entrega ayudas técnicas, como bastones o andadores, que son gestionados por los mismos profesionales del programa.
Este plan está dirigido a adultos mayores con dependencia leve o moderada, medidos según índice de Katz o Barthel y evaluados por una enfermera, asimismo, deben estar inscritos en el consultorio 18 de Septiembre.
Luis Alejandro Fernández explicó que a junio de 2014 se han evaluado 60 personas y se han atendido a 137 adultos mayores. En tanto que, el 2013 se realizaron 107 mediciones iniciales y se trataron 315 pacientes.
Durante el 2013, de un total de 23 pacientes tratados en promedio en un mes la mayoría recibió el alta (14), dos fallecieron, dos ingresaron al programa postrados, mientras que 5 siguen en tratamiento.