Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

El Ñandú se quedó en Punta Arenas: “Tierra mía” de Karina Contreras fue la ganadora

El Ñandú no abandonará estas pampas. El máximo premio del Festival Folclórico en la Patagonia fue para la representante de Punta Arenas, Karina Contreras, y el trío Fusión Latinoamericana, con la canción “Tierra mía”, que, además, les valió un premio de 5 millones de pesos.
[…]

Por La Prensa Austral Domingo 10 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
24
Visitas


El Ñandú no abandonará estas pampas. El máximo premio del Festival Folclórico en la Patagonia fue para la representante de Punta Arenas, Karina Contreras, y el trío Fusión Latinoamericana, con la canción “Tierra mía”, que, además, les valió un premio de 5 millones de pesos.
El segundo lugar fue para el tema que representó a Chile, titulado “Nicolasa Quintremán Calpán”, del autor y compositor Raúl Salinas Saavedra, y la voz de Marcela Moreira. En tanto, como mejor interpretación fue premiado José Luis Maldonado, de Argentina, con la canción “Zamba del solitario”.
Emotiva última noche
La jornada final se preveía extensa y, por eso, la organización determinó que el inicio fuera a las 19,30 horas con la obertura y el saludo de los animadores, Verónica Aguilar, que fue acompañada por Iván Yutronic y Oscar España.
El show partió con la amplia trayectoria del dúo argentino compuesto entre Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale, que tras poco más de una hora se llevaron un Ovejero.
El espectáculo continuó con la impecable presentación de la agrupación coral Telkn-Kashik, compuesta por un centenar de niños de cuarto y quinto básico, de establecimientos municipales y que, con sus hermosas voces, dirigidas por el profesor Enrique Díaz, deleitaron a los asistentes con su interpretación de clásicos del cancionero de la Patagonia. El aplauso del público y el Ovejero, más una guitarra de regalo, fue el premio mínimo que merecían estos niños.
Luego de la presentación del jurado, se presentaron las cinco canciones finalistas, en la que los intérpretes se esforzaron por mostrar lo mejor de su talento, para llevarse el Ñandú.
El grupo Esencias de mi tierra volvió a tener una destacada actuación, con un número basado en el invierno.
La jornada artística tuvo espacio para un homenaje, que se mantuvo en secreto hasta para su destinatario: el comunicador Mario Vivar, quien libra una extensa lucha contra una enfermedad, recibió el cariño del público en ese escenario que lo tuvo, en más de una ocasión, como animador. El hombre de radio agradeció emocionado el gesto y se llevó un galvano.
Lo que vino después fue una impecable presentación del grupo regional Karukinkanto, cuya calidad fue premiada por el público, no sólo con un Ovejero, sino que además, el grupo liderado por Jorge Risco, se llevó el Ñandú.
Tras un breve intermedio, Tito Fernández “El Temucano” salió a demostrar todo su dominio escénico y capacidad de comunicación con el público. Con sus historias de campo, el célebre artista estuvo casi una hora y media, y se retiró a la 1,30 horas, con un Ovejero.
Tras la premiación, el público se preparó para la actuación de Oscar “Chaqueño” Palavecino, que tanto interés y polémicas causó en los días previos, debido a la alta demanda por entradas que hubo para la jornada final. El artista mostró lo mejor de su repertorio y hasta el cierre de esta edición cerca de las 3,30 horas continuaba sobre el escenario, lo que le valió la entrega del Ñandú.