Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

El “Tamo Daleko” le cantaron a fallecido ex preso político

Con un sentido homenaje, los magallánicos despidieron ayer a Gerónimo España Bórquez, ex preso político en isla Dawson fallecido a los 62 años, quien desde muy joven fue líder de la Juventud Socialista, además de dirigente social, sindical, deportivo y de muchas organizaciones de Derechos Humanos.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 16 de Mayo del 2011

Compartir esta noticia
34
Visitas


Con un sentido homenaje, los magallánicos despidieron ayer a Gerónimo España Bórquez, ex preso político en isla Dawson fallecido a los 62 años, quien desde muy joven fue líder de la Juventud Socialista, además de dirigente social, sindical, deportivo y de muchas organizaciones de Derechos Humanos.

Su despedida se inició con una concurrida eucaristía en el Santuario María Auxiliadora a las 14 horas, oficiada por el sacerdote Mauricio Jacques.
Durante la misa, Rodrigo España, hijo del fallecido, transmitió un mensaje de agradecimiento a las enfermeras, médicos y personal hospitalario que lo atendieron, así como a sus amigos y compañeros. Además mencionó que la casa de él siempre va a estar abierta para sus amigos.

Un nutrido cortejo acompañó su posterior traslado hasta el Cementerio Municipal Sara Braun. En Avenida Bulnes con Angamos, el féretro fue bajado para ser cargado por los ex presos políticos de isla Dawson. Al ingresar al camposanto, unieron sus voces para entonar el “Tamo Daleko”, que cantaban todas las tardes en su frío confinamiento.

Ultimas palabras
Al interior del cementerio hubo varios discursos en su honor. Jorge Díaz, de la Agrupación Orlando Letelier, calificó a España como “un ejemplo de lucha para todos nosotros”, estoico y valiente, sin rencor. Su gran sueño era que su Partido volviera a ser lo que fue, “con socialistas puros y sinceros”.

Por su parte, Mabel Guerra tributó el poema “Nación perdida” a quien para ella fue como “un tío de verdad”.
El senador Pedro Muñoz lo reconoció como un luchador incansable, valorando el ejemplo de vida, consecuencia y de resiliencia de quien, “cuando parecía que la vida se le escapaba, nuevamente su fuerza interior siempre lo levantaba”.

El alcalde Vladimiro Mimica destacó que fue un testimonio de sencillez, trabajo abnegado y una mano fraterna y solidaria, quien se fue tranquilo, en paz, “sin cicatrices en el alma, el espíritu y el corazón”.
Sergio Barrientos, presidente comunal del PS, valoró su ejemplo de lucha en plena dictadura y en la clandestinidad, y le agradeció por ayudarle a creer en la política y en la solidaridad, y a que “se puede ser político y se puede ser decente”.

Su amigo Baldovino Gómez recordó que, tras el golpe militar, “al ver como la represión detenía a centenares de compañeros, Gerónimo junto a otros, superando el temor y el peligro, limpiaron las casas de varios detenidos de toda documentación y elemento comprometedor. Evitó muchas detenciones, sufrimientos y salvó vidas”.
El “Himno de la Internacional Socialista” cerró este postrer homenaje.