Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

El viaje de sus sueños que usted se puede ganar

Jurko Scepanovic nos contó cómo quedó enamorado
del viaje que su hijo se ganó en el verano pasado,
y que pudo hacer durante febrero.

Por La Prensa Austral Viernes 23 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
48
Visitas


El próximo 22 de diciembre, La Prensa Austral regala un espectacular viaje Puerto Natales-Puerto Montt ida y vuelta para una familia de cuatro personas más su auto, a bordo de una de las motonaves de Navimag.

Este verano se quiso reeditar este concurso para premiar a nuestros fieles lectores, luego que el año pasado el magallánico Jurko Scepanovic Medur se viera favorecido con dicho premio, el cual compartió con su madre y un amigo. El verdadero ganador fue su hijo menor de 3 años (Máximo Scepanovic Castañeda), pero como era muy pequeño, pensando además en lo agitado del paso por el golfo de Penas, optaron como familia que él lo haga cuando sea más grande.

Por ello, su padre ocupó el premio, con la promesa de que cuando él sea más grande viajarían todos. En esta oportunidad, Jurko optó por llevar a su madre, Odesa Medur Didovic, y a un amigo, Victorio Perkic Ursini, junto con embarcar su vehículo particular.

El viaje de Puerto Natales a Puerto Montt fue una maravilla para él, resaltando las comodidades de la parte habilitada para pasajeros. Destacó que aparte de las comidas a bordo y el alojamiento perfecto, a bordo el viaje es a todas luces entretenido, aparte que hay películas, charlas turísticas a cargo de guías y uno puede compartir con gente de todas las nacionalidades. Terminaron muy agradecidos de este premio con La Prensa Austral y Navimag.

Señaló que son cuatro días de navegación en los cuales se descansa y uno llega a Puerto Montt “fresco como una lechuga”.
De ida, tras llegar a destino aprovecharon de recorrer Chiloé, que no lo conocían. De vuelta visitaron todo el contorno del lago Llanquihue hasta Puerto Octay, incluido el salto del Petrohué. Todo esto lo hicieron en una semana. A ello sumaron los cuatro días y tres noches de cada tramo marítimo.

Elogios

Dada su carga laboral como abogado, Scepanovic agradeció esta oportunidad de disfrutar de actividades netamente recreativas y de los paisajes de nuestro país, como conocer Chiloé: “es maravilloso, uno tiene una visión que es muy sesgada de lo que realmente es. Es una provincia que está en un desarrollo y pujanza admirables, y hasta sanamente envidiable”.

Con su mamá tampoco había tenido oportunidad de hacer un viaje así, y con la enorme comodidad que significa la libertad de desplazamiento de ir en un vehículo propio.

En la parte marítima, también sobran los elogios, al mencionar que se disfruta un paisaje irrepetible, pasando de ida por Puerto Aguirre, Puerto Aysén y además el viaje por los canales, con una tonalidad verde intenso de las aguas, con los abruptos cortes de las islas plagadas de árboles milenarios, con entre medio saliendo unas lenguas de hielo, con unas cascadas, los volcanes.

“En el fondo uno se da cuenta lo pequeño que es frente a esa inmensidad, y al contemplarlo uno sólo puede ver que ahí está la mano de Dios. Y frente a una naturaleza tan impresionante, uno se da cuenta que no es nada”. Allí se pierde la señal de celular y uno sólo se dedica a disfrutar de la naturaleza y a esta altura de la vida debe ser uno de los pocos lugares en el mundo donde uno puede darse ese lujo de borrarse completamente y sólo dedicarse a observar una naturaleza prístina, sin intervención humana”.

Todo esto estará al alcance de quienes participen de este concurso de fin de año. Mientras más cupones envíe, estará más cerca de poder viajar.