Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Emocionada hasta las lágrimas, Cristina Calderón recibió homenaje de la Umag

A la ceremonia realizada en el Instituto de la Patagonia, asistieron el rector Juan Oyarzo, el intendente Jorge Flies
y el comandante en jefe de la Tercera Zona Naval, contralmirante Felipe García-Huidobro.

Por La Prensa Austral Viernes 24 de Octubre del 2014

Compartir esta noticia
84
Visitas


De pocas palabras y con su rostro escondiendo las emociones, Cristina Calderón, la última depositaria de la lengua yagán, recibió ayer en el Instituto de la Patagonia, un homenaje como “Tesoro humano vivo”, de parte de la Universidad de Magallanes, que esta semana festeja 53 años. Pero esa poca expresividad quedó de lado al momento de agradecer el reconocimiento, y ahí más que las palabras expresadas en su propia lengua, fueron las lágrimas las que hablaron por la mujer, de 86 años.

En ese cóctel de sentimientos, quizás Cristina Calderón repasó las caras de sus familiares, especialmente de Ursula, su hermana y yunta como comentaron sus cercanos, y que falleció en 2003. También debió recordar todo lo vivido en villa Ukika, en la comuna de Puerto Williams y donde permanece hasta hoy, manteniendo las costumbres y actividades ancestrales.

Calderón agradeció los aplausos que le brindaron quienes formaron parte de la ceremonia: el intendente Jorge Flies, el rector de la Universidad de Magallanes, Juan Oyarzo, el comandante en jefe de la Tercera Zona Naval,
contralmirante Felipe García-Huidobro, y la gobernadora Paola Fernández, además de académicos y autoridades de la Umag. Pero quizás el aplauso más fuerte se lo brindó su hija, Lidia González Calderón, quien además, es concejal de la comuna de Cabo de Hornos.

“Me siento muy feliz por este reconocimiento a mi madre. Cuando nos enteramos como familia, estuvimos todos muy contentos de que se haga en vida, y lúcida como está”, comentó Lidia González. Y aunque Cristina Calderón estuvo reacia a los micrófonos (de hecho una de las condiciones que puso para el homenaje era que no la entrevistaran), fue su hija quien sirvió de intérprete de su estado de ánimo. “Me sorprendió su emoción porque es muy serena y fuerte, y me emocioné igual al ver que le corrieron las lágrimas. Ella dijo que estaba contenta de la invitación y que los quería mucho aunque igual puede ser que haya sentido un poco de dolor”, descifró.

Quien también estaba muy agradecida por el homenaje fue su sobrina, Julia González, hija de Ursula Calderón. “Estoy muy contenta que le hayan hecho un homenaje a mi tía Cristina, porque mi mami no alcanzó, por lo menos a ella sí. En mi caso, siempre estoy hablando de los pueblos originarios para que la gente de más lejos, conozca que hay un pueblo en Puerto Williams, que es el último”.

Ambas concordaron en que el desafío principal que tienen es mantener la lengua yagán, y por eso, este homenaje de la Umag será muy útil, ya que según Lidia González, “en dos oportunidades se ha tratado de trabajar con la comunidad haciendo un taller, pero creo que hemos fallado en ambas partes. La Conadi ha tenido disposición pero creo que nos ha faltado un poco de ayuda pedagógica. Hemos hablado con el intendente y el rector, y se harán las gestiones con el doctor Oscar Aguilera, que es lingüista, para que pueda estar con nosotros más tiempo y ayudar”.