Necrológicas

Empresarios y agencias vislumbran colapso en el sistema portuario de Punta Arenas

Sostienen que la situación podría transformarse en una “crisis”, considerando
la cercanía de la próxima temporada de buques turísticos.

Por La Prensa Austral Viernes 1 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
49
Visitas


En una eventual “crisis” del sistema marítimo portuario podría convertirse la actual situación que aqueja al muelle José Santos Mardones, inhabilitado por la autoridad marítima tras resultar dañado el domingo pasado en medio de las faenas de descarga de un buque portacontenedores, por mal tiempo.
Así lo declaran algunos empresarios marítimos y agencias que operan en la zona, quienes ven con seria preocupación el incidente en que se vio involucrada la motonave Copihue, operada por la Agencia Ultramar.
En palabras de Leonardo Castex, socio de la Cámara Marítima de Punta Arenas, “el problema es que todos sabemos que el movimiento de carga que hay desde y hacia Punta Arenas, un 80% es vía marítima y vía muelle Mardones, por tanto, las consecuencias van a ser bastante grandes y eso también, de alguna forma, refleja nuestra carencia de una infraestructura adecuada”.
El empresario sostiene que los “verdaderos problemas” vendrán una vez que se inicie la temporada alta. “Por ahora, hay varias alternativas, como el mismo muelle Prat, con algunas restricciones, el muelle Asmar… y, tal vez, el muelle Laredo, donde utilizando las mismas barcazas de Enap, se puede hacer una operación de descarga y embarque”, sugirió Castex.
Para Eduardo Mayorga, encargado de la agencia Taylor, la situación podría transformarse en una “crisis” para la ciudad. “Siempre fue poco lo que teníamos como infraestructura portuaria, pero ahora, realmente va a haber una crisis. Es gravísimo, porque en poco tiempo vienen los buques de cabotaje y todavía no sé cómo van a trabajar”, expone.
Respecto a las alternativas de recepción, agrega que “el muelle Prat está bastante debilitado para atender naves de este tamaño y con este tipo de carga. En este momento se trabaja en el de Asmar, pero no es una gran solución. La verdad que es muy complejo el futuro que nos espera. Ojalá que los resultados, una vez que se obtengan, sean los menos desfavorables para poder operar en forma medianamente normal, pero ya se ve que las consecuencias económicas para Magallanes podrían ser serias”.
Similar opinión tiene el gerente de Operaciones de la empresa Navimag, Jorge Biott, quien a pesar de concentrar sus labores en Puerto Natales, señala que “lo ocurrido es un hecho lamentable y de considerables pérdidas económicas para la región, aún si existen seguros comprometidos”.
Copihue
De acuerdo a la información aportada por la autoridad marítima, durante la mañana de ayer, la motonave Copihue fue derivada al muelle Capitán Guillermos (de Asmar) para proseguir sus labores interrumpidas el día domingo, donde reanudó las descargas de los más de 20 contenedores que restaban, para luego efectuar labores de reparación de la nave, tras lo cual, la embarcación retornará al centro del país.
Al respecto, el teniente Fernando Gallegos, subjefe de la Capitanía de Puerto, reiteró que el muelle Mardones permanece inhabilitado para todo tipo de maniobras de transferencia de carga sin una fecha definitiva de habilitación, hasta que se determine en qué grado se podrá volver a utilizar la estructura, o bien, hasta que se reparen definitivamente los daños.
“La idea es determinar esto a la brevedad, pero en este momento no hay una fecha definitiva para la evacuación de los informes y la habilitación parcial o completa del muelle. Eso depende de la información fidedigna que permita determinar con certeza el estado real del muelle, qué cantidad de energía puede resistir y el análisis técnico que dé la seguridad de poder operar de forma segura, tanto para la nave como para la gente que transita sobre el muelle”, explicó.
Por lo pronto, el día de hoy debiera arribar la nave portacontenedores Cóndor, de características similares a Copihue que, según el gerente general de la Empresa Portuaria Austral (Epaustral), Ignacio Covacevich, aún no tiene confirmado un muelle de atraque, no obstante, extraoficialmente, se cree que será nuevamente el muelle Asmar el encargado de recibir la carga.
Por el momento, la empresa declinó tener un itinerario de las próximas embarcaciones que deben llegar a la zona, a excepción de Copihue y Cóndor que tienen previamente programados nuevos arribos a la zona.
El ejecutivo reiteró que la empresa está trabajando en los análisis de daños y, asimismo, se espera los informes técnicos y resolución de los consultores especializados en base a los cuales, la autoridad marítima deberá dimensionar el estado de la estructura y la eventual reanudación de operaciones.