Necrológicas
  • Mirta Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic
  • Vanessa Alajendra Vera Díaz
  • Juan Humberto Mellado Candia

En $850 millones ex empresa de aseo demandó a alcalde y seis concejales

La sociedad demandante llevó a juicio a la Municipalidad de Punta Arenas, a su alcalde Vladimiro Mimica y a los concejales Emilio Boccazzi, José Aguilante, Roberto Sahr, Claudia Barrientos, Antonio Ríspoli y Mario Pascual.

Por La Prensa Austral Jueves 5 de Mayo del 2011

Compartir esta noticia
74
Visitas


Poly Raín
prayn@laprensaaustral.cl

En un enorme dolor de cabeza se transformará para el municipio de Punta Arenas enfrentar la millonaria demanda que interpuso la Sociedad Mancilla y Asencio Limitada con miras a obtener una compensación económica tras perder -en forma arbitraria e ilegal según lo estableció otro Tribunal- el contrato de recolección de la basura en la ciudad por los próximos 5 años.

Su pleno derecho a ser indemnizado por los daños y perjuicios sufridos luego que el alcalde Vladimiro Mimica y seis concejales rechazaran su propuesta para participar del nuevo contrato de aseo, se plasmó en la demanda que la Sociedad Comercial Mancilla y Asencio Limitada interpuso ante un Juzgado Civil de Punta Arenas.

El anuncio realizado en agosto del año pasado por el empresario Mario Mancilla Oyarzún después de obtener un fallo favorable del Tribunal de Contratación Pública, quien acogió un reclamo de impugnación sobre esta materia, se materializó el sábado 30 de abril cuando ingresó a trámite ante el Primer Juzgado de Letras de Punta Arenas la demanda de indemnización de perjuicios.

Demandados
Como demandados figuran la Municipalidad de Punta Arenas, el alcalde Vladimiro Sergio Mimica Cárcamo y los concejales Emilio Oscar Bo-ccazzi Campos, José Armando Aguilante Mansilla, Roberto Sahr Domian, Claudia Paola Barrientos Sánchez, Antonio Pascual Ríspoli Giner y Mario René Pascual Prado. Excluidos del juicio quedaron los concejales Vicente Karelovic y José Saldivia, los únicos que votaron a favor de la adjudicación del contrato a esta oferente.

En la presentación se solicita al juez que corresponda hacer lugar a la demanda en todas sus partes, declarando que “los demandados deben responder en forma solidaria por los perjuicios que su actuar ilegal y arbitrario ocasionó a la demandante”, y que “se condene a los demandados a indemnizar los perjuicios” detallados en el escrito.

Concretamente se exige una compensación económica que asciende a unos 850 millones de pesos, desglosados en los 471 millones que la sociedad afectada dejó de percibir en los cinco años que duraría el contrato; otros 135 millones que habrían obtenido como Bonificación a la Mano de Obra, y por último 243 millones que corresponde al valor residual de los camiones que la empresa debía adquirir para la ejecución del contrato.

La Sociedad Mancilla y Asencio Ltda. participó como oferente en el proceso de licitación pública llevado a cabo por la Municipalidad de Punta Arenas, denominado “Concesión del servicio de recolección y transporte de residuos sólidos domiciliarios de la comuna de Punta Arenas”. Su oferta por un valor mensual de $76.635.088 (Iva incluido) fue considerada la más conveniente para los intereses municipales por la Comisión Técnica Evaluadora. No obstante lo anterior, el Concejo Municipal -con los votos de Claudia Barrientos, Emilio Boccazzi, José Aguilante, Roberto Sahr, Antonio Ríspoli y Mario Pascual- decidió rechazar la propuesta de adjudicación presentada ante dicho organismo por el alcalde Mimica, fundado en razones completamente ajenas a las bases de licitación, advierte el demandante. Más tarde el alcalde Mimica haciendo suyo el rechazo del Concejo, mediante el Decreto Alcaldicio N°3379, de fecha 25 de septiembre de 2009, niega la adjudicación de la licitación a este oferente.

Impugnación ante Tribunales
Con la absoluta convicción de que su oferta era la más atractiva y que por lo mismo la actuación del alcalde y seis concejales había sido arbitraria e ilegal, la empresa recurrió ante el Tribunal de Contratación Pública, donde obtuvo un fallo favorable. El mismo resultado judicial consiguió ante la Corte de Apelaciones de Santiago.
Ambos fallos sirvieron de sustento respecto de la demanda de indemnización de perjuicios interpuesta el 30 de abril último en Punta Arenas. Esto, sin duda, juega a favor de la Sociedad Mancilla y Asencio.

Acogida a trámite la demanda, corresponde que el Primer Juzgado proceda a notificar personalmente a cada uno de los demandados mediante un receptor judicial.

La demanda cuenta con el patrocinio del abogado Javier Lagos Troncoso.