Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

 “En el primer contrato de la basura actué de buena fe”

Ante la medida precautoria impuesta sobre su patrimonio en la demanda de la empresa de Mario Mancilla, el concejal Mario Pascual Prado manifestó estar tranquilo, en el sentido que él actuó de buena fe en la primera adjudicación del contrato de la basura, con las mejores intenciones y buscando el bien común de toda la comunidad. “En este caso, mi argumento fue precisamente a favor de los trabajadores, con quienes sostuve varias reuniones conociendo la situación que los afectaba respecto a por lo menos uno de los oferentes”, planteó.
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 20 de Mayo del 2011

Compartir esta noticia
32
Visitas


Ante la medida precautoria impuesta sobre su patrimonio en la demanda de la empresa de Mario Mancilla, el concejal Mario Pascual Prado manifestó estar tranquilo, en el sentido que él actuó de buena fe en la primera adjudicación del contrato de la basura, con las mejores intenciones y buscando el bien común de toda la comunidad. “En este caso, mi argumento fue precisamente a favor de los trabajadores, con quienes sostuve varias reuniones conociendo la situación que los afectaba respecto a por lo menos uno de los oferentes”, planteó.

Al ir al fondo del problema, señaló que la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades “dice que en todo acto de licitación o de concesión el Concejo debe pronunciarse, lo que según el Diccionario de la Real Academia Española significa aceptar o rechazar, nunca habla de abstenerse. Y también algunos fallos de Contraloría dicen que los concejales, en base a esa ley, tenemos poder discrecional, es decir, podemos actuar pensando en el bien común de nuestros representados, ya que fuimos elegidos democrática y popularmente”.

Agregó que discrecional va más allá de lo que digan las bases de un determinado evento, “yo podría tener la capacidad de discernir que eso, aunque sea lo más barato no necesariamente es lo más conveniente para la comuna”.

Actualmente Pascual trata de comunicarse con el abogado constitucionalista Francisco Zúñiga para que pueda ver este tema, al haber jurisprudencia respecto a situaciones donde se ha privilegiado el bien común.

Asimismo, él esperaría tener una opinión de las leyes de parte de los parlamentarios de la región, que es donde se está dando este problema, y saber de este impasse que se da entre las dos leyes.

En otro orden, Pascual presentó ayer una querella por injurias con publicidad en contra del empresario Carlos Estrada, gerente de Areas Verdes, en el Juzgado de Garantía.