Necrológicas
  • Susana Barría Vigna

En julio estará listo remodelado Centro de Capacitación Laboral

Los sesenta alumnos podrán hacer uso de estas nuevas instalaciones a partir del segundo semestre lectivo.

Por La Prensa Austral Miércoles 15 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
8
Visitas


Como “un sueño hecho realidad”, calificó la directora del Centro de Capacitación Laboral (CCL), María Cristina Bradasic, el nuevo rostro que está tomando el recinto educacional que alberga a cerca de 60 alumnos con necesidades especiales y que comenzó su remodelación a fines de diciembre del año pasado.

La ampliación y rediseño del establecimiento responde a una necesidad de los estudiantes de contar con un espacio adecuado para sus clases y talleres, que antes no tenían. “Poseemos muy buena implementación, pero no teníamos cómo aprovecharla por el reducido tamaño de las aulas”, expresó la directora, agregando que “sin lugar a dudas ahora podremos entregar mejor atención a nuestros alumnos y aumentar la cobertura”.

El nuevo edificio contempla un primer piso de 615 metros y un segundo piso de 223 metros cuadrados, en los que se ubican un laboratorio de computación, ocho salas de clases, biblioteca, seis oficinas para profesionales, baños adecuados, una sala de uso múltiple, un ascensor y piezas destinadas a tres talleres: lavado y planchado, madera, y gastronomía.

Los trabajos presentan un gran estado de avance y se estima que esté listo dentro de la primera quincena de julio para que en agosto los estudiantes puedan comenzar el segundo semestre en su “nuevo hogar”, ya que se encuentran de manera provisoria en el Centro de Educación Integral de Adultos (Ceia).

El proyecto contó con una inversión de 371 millones 405 mil pesos, obtenidos a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) 2010.

“Es una alegría”

Un grupo de alumnas de la especialidad de planchado y lavado conoció ayer los avances de estas nuevas dependencias y quedaron encantadas. “Es una alegría ver que está bonito y más grande”, expresó Yessenia Coihuín de 21 años, manifestando que “lo que más nos gustó es la sala de computación que vamos a tener y la nueva lavandería”.

Entusiasmadas con la idea de comenzar las clases en dicho lugar, contaron que esto las beneficiará a diario en su educación. “Es importante contar con un espacio adecuado porque acá aprendemos lo que en otro lado no nos pueden enseñar”, dijo Yanara Cárcamo de 18 años, señalando que “nos entregan educación y trabajo”.

Gracias a esta posibilidad, son decenas de jóvenes -desde los 15 hasta los 26 años- los que pueden aprender las asignaturas tradicionales con un plan educativo individual, recibir un incentivo monetario con las prácticas que realizan en el Centro y, además, ingresar al mundo laboral una vez egresados.

Las matrículas están abiertas durante todo el año para los estudiantes con necesidades especiales.