Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

“En las escuelas rurales se vive la verdadera vocación de maestro”

Dos profesores que llevan más de 20 años ejerciendo su profesión
lejos de la ciudad relatan su experiencia.

Por La Prensa Austral Sábado 9 de Abril del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
21
Visitas


Junto al nuevo aniversario del natalicio de la poetisa y Premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral, el 7 de abril de 1889 en Vicuña, los profesores rurales de todos los rincones de Chile celebraron ayer su día. En la región, la celebración oficial se realizó con un emotivo acto en la secretaría ministerial de Educación en la que se distinguió la trayectoria de los docentes que llevan más de 20 años dedicados a la enseñanza de niños y niñas que habitan alejadas localidades, a punta de esfuerzo, corazón y por sobre todo, una irrenunciable vocación.

“En nuestras escuelas se vive la verdadera vocación de maestro”, afirmó la guía de ceremonia representando el sentir de todos sus colegas. Y es que para los profesores asistentes, la decisión de seguir en la educación rural marcó sus vidas y no se arrepienten.

El seremi de Educación, Raúl Muñoz Pérez, bien sabe de este sentir, ya que por muchos años se desempeñó en pequeñas escuelitas como la de Kon Aiken, Agua Fresca y Puerto Toro; por lo que en este día tan especial recordó aquellas vivencias.

“Se viven muchas
satisfacciones”
Una de las profesoras distinguidas por 20 años de servicio en educación rural fue Silvana Uribe Vásquez, de la Escuela Punta Delgada de San Gregorio. Con mucho orgullo confesó estar feliz con la decisión de seguir este camino y señaló algunas ventajas: “El entorno es más cercano, somos más cariñosos, uno entrega más porque son poquitos y la enseñanza es súper personalizada”. Confiesa que vive alejada de sus hijos, pero que esa soledad la compensan las múltiples satisfacciones que le entregan sus alumnos. “Nos alegramos juntos, disfruto de sus logros, sus avances, participamos en actividades y uno se transforma en algo más que una profesora”, dice.

Sin embargo, está conciente que la educación ha cambiado y la rural está cada día un poquito más en crisis. “A los rurales no los toman mucho en cuenta, los niños se están yendo a los centros urbanos y hay escuelas que han cerrado, como la de Río Verde”, cuenta, agregando que “no hacen nada por retenerlos”.

En tanto, el director de la Escuela de Villa Tehuelches, Guillermo Doering Bórquez, que lleva más de 37 años de servicio, comparte muchas percepciones con su colega. “Fue una buena opción, hay mucha más vocación, uno se transforma en más que un profesor y se potencian esas enormes ganas de enseñar que tenemos los profesores”, asegura.

“Al comienzo mi vida era absolutamente solitaria, sólo tenía a mis alumnos, pero ahora tengo a mi familia que me apoya y acompaña”, confiesa, añadiendo que “nunca me arrepentiré de esta elección de vida”.