Necrológicas
  • José Luis Urbina Lazaneo

En Magallanes, 3.868 cotizantes de salud tienen derecho a la devolución de pago de “excesos”

De acuerdo con los datos suministrados por la Superintendencia de Salud, en Magallanes son 3.868 afiliados los que tienen derecho a cobrar la devolución por exceso de las isapres. Si bien la cantidad a cobrar varía de un beneficiario a otro, el monto mínimo parte de los $1.500 aproximadamente. En tanto que, el promedio alcanza los $ 54.689.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 28 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
12
Visitas


De acuerdo con los datos suministrados por la Superintendencia de Salud, en Magallanes son 3.868 afiliados los que tienen derecho a cobrar la devolución por exceso de las isapres. Si bien la cantidad a cobrar varía de un beneficiario a otro, el monto mínimo parte de los $1.500 aproximadamente. En tanto que, el promedio alcanza los $ 54.689.
Nelly Jeldres, agente regional de la Superintendencia de Salud, explicó que para 2014, el monto total informado para devolución de excesos por parte de las isapres fue de $17.382.488.544 de los cuales $211.538.030 corresponden a cotizantes. En Magallanes son 3.868 afiliados los que accederán al beneficio.
En tanto que para 2013, el monto total informado para devolución de excesos correspondientes a cotizantes alcanzó los $44.266.898, lo que representa a 1.376 afiliados a nivel regional, de los cuales aun hay un número importante de ellos que no ha cobrado.
Quienes tienen derecho a este beneficio y estén afiliados a Fonasa deben solicitarlo en cualquier sucursal presentando una carta indicando la situación y los documentos según sea el caso (copia de la planilla de pago de cotizaciones, liquidaciones de sueldo y -en caso de que tenga dos o más empleadores- los antecedentes que certifiquen la relación laboral como contrato de trabajo, con indicación de Rut y razón social del empleador).
En algunos casos, los usuarios de las isapres generan dinero por una cotización de salud previsional mayor a la que corresponde a cada persona; éstos se califican como excedentes y excesos.
Los excedentes pueden ser utilizados para la compra de bonos y remedios, mientras que los excesos deben ser devueltos en forma de dinero a sus afiliados.
Para ello, en el caso de las isapres, la normativa obliga a las administradoras a devolver en abril de cada año los saldos acumulados al 31 de diciembre del año anterior. Para ello le envían un cheque, efectúan transferencia electrónica, o ponen a disposición en una entidad bancaria un vale vista, remitiendo una carta certificada a la última dirección registrada por los afiliados en la institución.
En el caso de los cotizantes de Fonasa, sólo se generan cotizaciones pagadas en exceso, dinero que puede ser solicitado cada año presentando directamente la solicitud correspondiente en las sucursales y/o puntos de servicios de la institución.
Finalmente, la agente regional de la Superintendencia formuló un llamado a que las personas se informen en su isapre sobre sus excesos o llamando a la Superintendencia de Salud al 600 836 9000. Recalcó que es necesario que los beneficiarios de estas devoluciones ejerzan su derecho y consulten por los posibles montos adeudados por año, ya que si éstos no se reclaman en cinco años se pierde este derecho a exigirlos, ingresando estas sumas a las aseguradoras.