Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

En un 19% aumentan los accidentes cerebrovasculares en Magallanes

A septiembre de este año se reportaban 136 pacientes afectados por un ataque cerebral.

Por La Prensa Austral Sábado 1 de Noviembre del 2014

Compartir esta noticia
162
Visitas


Los accidentes cerebrovasculares (ACV) en Magallanes van en aumento. Así lo revelan las cifras entregadas por el Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur, en base a la información que maneja el Servicio de Salud Magallanes. Y es que mientras en 2012 se reportaron 136 casos, el 2013 fueron 168 y a septiembre de este año ya van 136 pacientes afectados por un ataque cerebral. Las estadísticas reflejan un incremento del 19 por ciento.
Esta realidad fue corroborada en el Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz, donde a través de su programa de rehabilitación de adultos se advierte un aumento en la demanda de atención. Anualmente se atienden a casi cien pacientes con secuelas producto de los accidentes cerebrovasculares, lo que representa el 60% de los diagnósticos registrados en la región. De esta manera este establecimiento se constituye en el principal centro de derivación de estos casos en Magallanes.
Los accidentes cerebrovasculares representan la principal causa de discapacidad en los adultos y los síntomas más comunes son la repentina pérdida de la fuerza de un lado del cuerpo, adormecimiento de una parte del cuerpo, pérdida de la visión, violento dolor de cabeza, además de vértigo y alteración del lenguaje, ante lo cual se recomienda acudir inmediatamente al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico.
Los pacientes que llegan al Centro de Rehabilitación son principalmente derivados desde el Hospital Clínico de Magallanes y reciben una atención gratuita y de calidad, gracias al aporte que realiza anualmente el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) a través de un convenio suscrito con la Corporación.
Al respecto, el director de la institución Asterio Andrade destacó la alianza de trabajo con Fonasa, por lo tanto todas aquellas áreas o brechas que existen en salud que por la gran demanda que hay en los hospitales no pueden ser atendidas, tratan de cubrirlos en el Centro de Rehabilitación.
Atienden el 60%
de los pacientes
Planteó que en el caso de los accidentes cerebrovasculares, atendida la complejidad del tratamiento y los altos costos, se ha convenido con el Servicio de Salud Magallanes y con Fonasa para que dicho centro atienda a gran parte de los pacientes afectados con este diagnóstico. “La etapa aguda se atiende en el Hospital Clínico y posteriormente son derivados al Centro de Rehabilitación, incluso trabajamos en conjunto desde el Hospital Clínico antes de su alta médica”, puntualizó.
Los aportes de Fonasa a la Corporación de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur permiten que el 60 por ciento de los pacientes que han sufrido accidente cerebrovascular reciban tratamiento en Punta Arenas, Puerto Natales y Porvenir.
Los pacientes reciben atenciones de fisiatras, kinesiólogos, fonoaudiólogos, terapeutas ocupacionales y psicólogos que generalmente se extienden por un año, con una periodicidad de dos veces por semana, en terapias individuales y personalizadas.
Junto con esto, se brindan dinámicas e iniciativas que propician el mejoramiento de la calidad de vida mediante el desarrollo de habilidades sociales y participación comunitaria.
Por su parte la kinesióloga del centro, Claudia Melipillán, destacó que la atención que brinda la Corporación de Rehabilitación está basada en un modelo biosicosocial, que pretende intervenciones integrales, que apuntan al paciente y sus familias.
“Cuando ingresan, aparte de la evaluación médica se hace una por parte de una asistente social, para evaluar los factores sociales, y además hacen una entrevista con una psicóloga. Asimismo, una enfermera realiza test mentales, equilibrio, memoria y de habilidades básicas para determinar las lesiones”, expresó.
La terapia está enfocada al ejercicio y al entrenamiento de la familia, con esto se busca que los pacientes repliquen el tratamiento en sus casas. “Todos están pensando a que si yo le enseño a estar sentado y pararse, la idea es que su señora tambien pueda hacerlo”, explicó.
Las principales recomendaciones para pacientes con ACV es contar con una red de apoyo que permita disminuir el tiempo de duelo por la enfermedad y así comenzar la terapia cuanto antes, la que debe ser constante y metódica. También se aconseja mantener una rutina y actividades que motiven el movimiento del área del cuerpo que resultó dañada.