Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

En un inédito fallo jueces condenaron a pescador por asesinato sin cadáver

“Aportamos pruebas biológicas y el testimonio del único testigo presencial del hecho, todos medios de prueba idóneos que llevaron a establecer que la persona fue asesinada y que el acusado era el responsable”, declaró el fiscal regional Juan Agustín Meléndez.

Por La Prensa Austral Miércoles 10 de Agosto del 2011

Compartir esta noticia
45
Visitas


En un inédito fallo dictado en Chile, los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas, José Octavio Flores, Fabio Jordán y Jovita Soto declararon culpable a un pescador de asesinar a un compañero de faenas, pese a que nunca se pudo encontrar el cadáver.

La decisión de condena echó por tierra la tesis de que si no se halla el cuerpo de la víctima no puede ser probado homicidio alguno.

Ayer los jueces resolvieron condenar a Sixto Pablo Ayancán como autor del homicidio de un hombre que se encuentra desaparecido desde el 20 de febrero de 2009. Y aunque los argumentos para tal decisión serán dados a conocer en la sentencia (fijada para el próximo sábado), del juicio se pudo desprender que resultaron como pruebas determinantes la versión del único testigo del hecho, los exámenes de ADN y la propia confesión del acusado (anterior al juicio).

Para el fiscal regional Juan Agustín Meléndez, quien asumió la investigación, la decisión de los magistrados marca un precedente importante “porque no conozco algún caso similar a nivel nacional y créame que busqué. Aquí, la dificultad radicó en no contar con un cuerpo para realizar las pericias, lo que, evidentemente, era una situación especial”.

– Por un lado estaba la ausencia del cuerpo, por otro un acusado confeso. Cito esto último porque también fue tema de discusión eso de que la confesión carece de valor probatorio por sí sola.

– “Claro, una persona no puede ser condenada sólo por sus dichos, aquí se deben acreditar ante el Tribunal otros medios de prueba. En este caso aportamos pruebas biológicas y el testimonio del único testigo presencial del hecho, todos medios de prueba idóneos que llevaron a establecer que la persona fue asesinada y que el acusado era el responsable”.

– El homicidio sin cuerpo nos lleva a pensar de inmediato en los casos de derechos humanos.

– “Sí, pero ese es un tema que se rige bajo el sistema antiguo de justicia, donde hay posiciones que hablan de homicidio pero también de secuestro. Es una discusión que se da bajo otro imperio procesal, con investigaciones que estaban a cargo de un juez y no de fiscales”.

– Desde la formalización el acusado permaneció en libertad, con cautelares. Ayer usted pidió de inmediato la prisión preventiva.

– “Es que hablamos de una persona condenada por el más grave de los delitos, con una alta pena asignada, un peligro de fuga y una libertad que constituye un peligro para la sociedad”.

Sixto Pablo Ayancán, de 40 años, fue condenado como autor del homicidio de Fernando Antonio Ojeda (47). De acuerdo a los antecedentes condenatorios, una discusión entre ambos a bordo de una embarcación pesquera terminó cuando el agresor disparó a su víctima un tiro de escopeta en el pecho. Posteriormente, trasladó el cuerpo a 55 millas náuticas al oeste de Puerto Natales, donde lo lanzó al mar amarrado a unos sacos con piedras.