Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

En una mañana se agotaron las 1.600 entradas para obra “Canto a Magallanes”

Ni los cálculos más optimistas lo contemplaban. Se sabía que el reestreno de la obra “Canto a Magallanes” del grupo Taller Alturas, iba a generar interés en la comunidad. Prueba de ello fueron las cuatro funciones de la semana pasada, en el Teatro Municipal. Las entradas sólo alcanzaron a estar dos días a disposición del público, que rápidamente las agotó.
[…]

Por La Prensa Austral Martes 4 de Noviembre del 2014

Compartir esta noticia
14
Visitas


Ni los cálculos más optimistas lo contemplaban. Se sabía que el reestreno de la obra “Canto a Magallanes” del grupo Taller Alturas, iba a generar interés en la comunidad. Prueba de ello fueron las cuatro funciones de la semana pasada, en el Teatro Municipal. Las entradas sólo alcanzaron a estar dos días a disposición del público, que rápidamente las agotó.
Después de la última función del miércoles, se sabía que la empresa GeoPark, impulsora del reestreno de la obra, estaba gestionando nuevas presentaciones, las que se confirmaron el fin de semana. Así, hoy martes habrá dos shows, a las 19,30 y 21 horas, lo mismo que mañana miércoles.
Pero nadie se imaginó que las entradas, que se pusieron ayer a disposición en las oficinas del Consejo de la Cultura, iban a volar como pan caliente en una mañana invernal: a las 10 horas comenzaron a entregarse y al mediodía, ya no quedaban, lo que significa que en unas pocas horas, las 1.600 entradas ya tenían dueño.
“Lamentamos que muchos no
puedan asistir”
La noticia tomó por sorpresa a uno de los integrantes fundadores del grupo Taller Alturas, Miguel Palma, a quien le informaron ayer por la tarde. Si bien se mostró feliz por la respuesta del público ante esta obra, también partió comentando que “lamentamos que muchos no puedan asistir, porque nunca imaginamos que se iban a terminar tan rápido las entradas”.
El músico reconoció que programar más presentaciones “ya no depende de nosotros, porque implica un costo adicional para acondicionar el teatro, además que cada uno tiene su calendario, como el coro de la Casa España o la orquesta de la Umag; en el mismo teatro hay otras funciones, entonces creo que será difícil, en el corto plazo, volver a montar la obra”, admitió Palma.
Ante esta situación, el integrante de Alturas reflotó un tema que siempre ronda al mundo de la cultura: la necesidad de que Punta Arenas cuente con un recinto para espectáculos masivos, “y que no sea deportivo, por los costos y el acondicionamiento que se debe hacer. El Festival en la Patagonia se hace en el gimnasio Fiscal, pero el costo es muy elevado. Punta Arenas necesita desde hace tiempo un recinto para la música, la danza, el teatro, que pueda reunir a 1.500-2.000 personas y que no se tenga que usar siempre el Teatro Municipal para estos efectos, que además, siempre tiene una agenda muy estrecha”, profundizó Miguel Palma.
Desafío superado
Independiente de estas necesidades, el integrante del grupo Taller Alturas reveló que dentro del conjunto hay mucha alegría, “por el equipo que se formó, encabezado por GeoPark, en el que cada uno ha puesto su granito de arena, manteniendo, además, el sentido de taller, que así fue como surgió Alturas”, recalcó. Además, estuvo la compleja puesta en escena, con un elenco compuesto de mucha gente, “todo eso requiere mucho esfuerzo, pero el espíritu que ha rodeado estas funciones ha sido de gran calidez y amistad, así que lo hemos disfrutado bastante. Por una parte estaba el desafío de presentar esta obra casi 40 años después; por otro lado, que siga impactando a la gente y el otro desafío era montarla acorde al año 2014, sin distorsionar su esencia”, concluyó Miguel Palma.