Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Epaustral: “No habrá cruceros afectados tras los daños sufridos por el muelle Mardones”

El representante directivo de la compañía portuaria, se mostró sorprendido por los dichos de la CPC, asegurando que,
hasta ahora, se han atendido todas las embarcaciones y tampoco habría, aún, cruceros afectados.
No obstante, la directora regional de Sernatur aseguró que, al menos, 15 cruceros podrían quedar a la gira
en la próxima temporada alta por falta de espacio portuario.

Por La Prensa Austral Lunes 25 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
79
Visitas


El incidente ocurrido en el muelle José de los Santos Mardones, luego de que una embarcación portacontenedores golpeara la estructura, dejándola inhabilitada momentáneamente, podría tener sus consecuencias durante la próxima temporada de cruceros que se inicia el próximo mes.
Así lo auguró la directora regional del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), Carla Ivelic, quien mencionó un número cercano a las 15 naves de pasajeros que quedarían a la gira en su futuro arribo a Punta Arenas, de un total de 103 cruceros que entre septiembre y abril próximos llegarán a la zona, de acuerdo a la programación de la Empresa Portuaria Austral (Epaustral).
“Sabemos que hay alrededor de 15 cruceros que tendrán que quedar anclados, a la gira. Ya está todo coordinado para que esto se pueda realizar a través de botes zodiac para traer a los pasajeros al continente. No son tantos, considerando la totalidad de los cruceros, pero de todas maneras podría afectar, aunque esperamos que las medidas que se tomen no causen mayores problemas”, señaló Ivelic.
Al respecto, el seremi de Economía aportó que a inicios de septiembre, tanto los servicios como las autoridades podrán tener mayor información, durante el desarrollo de una reunión en que se analizarán los temas relacionados con la infraestructura portuaria en función de servicios turísticos y otros que se requiera considerar al respecto.
Epaustral
Al consultar esto con la estatal, el presidente del directorio de la compañía, Mario Maturana Jaman, desmintió, por lo pronto, tales aseveraciones, declarando que esta eventualidad es imposible de saber, mientras se desconozcan los detalles del informe técnico que determinará el nivel de daños de la estructura del muelle y su consecuente plan de reparaciones.
“Esa información no se puede obtener, porque no sabemos la fecha en que va a estar terminado el muelle Mardones y no sabemos las restricciones que tendrá. Esa información todavía no existe… Se está tratando que el tiempo de reparación sea el menor posible y, por tanto, se estima que los cruceros van a ser atendidos en el muelle Prat u otra alternativa, pero cruceros afectados por este tema, hasta la fecha no hay”, aclaró.
Aseguró que en caso de continuar el problema una vez iniciada la temporada alta, dependiendo de las condiciones en que haya quedado el muelle Mardones, la posibilidad de recibir pasajeros a través de su estructura no está descartada, siempre y cuando el informe técnico no diga lo contrario y que forma parte de las dudas que deberían quedar despejadas dentro de la próxima semana, estimó el directivo.
Respecto a las declaraciones formuladas por la CPC Magallanes, denunciando graves retrasos en envíos al extranjero por el cierre provisorio del muelle Mardones, Maturana reaccionó sorprendido, informando que la empresa no ha dejado de atender a las embarcaciones que requieren servicios, tanto de llegada como de salida.
“Nos llamó la atención que ellos señalen que las exportaciones tienen retrasos, porque la atención no se ha detenido, no se ha dejado de atender a todas las embarcaciones que lo requieren, ya sea en uno u otro muelle, pero se están realizando en forma normal”, declaró.
Este jueves, el directorio sostendrá su próxima reunión, durante la cual se espera contar ya con todos los antecedentes del área técnica de la autoridad marítima, de la propia estatal y los peritajes de las compañías aseguradoras con los cuales, la empresa podrá determinar la magnitud de los daños y los plazos de reparaciones de cara al lanzamiento de la licitación que determinará el inicio de los arreglos y la firma que los ejecutará.