Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Espera de más de 7 horas debieron soportar indignados usuarios en Urgencia del Hospital Clínico

Falta de camas para pacientes críticos fue la principal causa de este “colapso”.

Por La Prensa Austral Martes 15 de Noviembre del 2011

Compartir esta noticia
76
Visitas


Un ambiente de indignación era lo que se vivía ayer pasadas las 17 horas en el Servicio de Urgencia del Hospital Clínico de Magallanes. Decenas de usuarios esperaban ser atendidos, algunos por más de siete horas.

“Esto no es algo de hoy, es de todos los días”, reclamaban los pacientes. Diferentes enfermedades presentaban los afectados, como es el caso de Alejandra Alarcón, de 33 años, quien a las 13 horas se dirigió al centro asistencial debido a un dolor profundo de espalda y pasadas las 18 horas aún no era atendida.

La paciente además denunció que cuando junto a otros afectados se dirigieron a pedir explicaciones a las dependencias donde se encontraba el doctor de turno (Hugo Morales), éste se burló de ellos y dio la orden a Carabineros para que los desalojara del lugar.

Por su parte, Jessica Barrientos, de 33 años, llegó al hospital a las 11 horas acusando un dolor de vesícula. “Estoy sin comer en todo el día y más encima ahora nos vienen a decir que en no menos de tres horas nos van a atender porque los boxes están llenos de gente. Me estoy aguantando los dolores acá y el médico qué es lo que hace, nos mira y se pone a reír y nos manda a echar con carabineros”, señaló.

A la misma hora intentó ser atendida Ivonne Muñoz, de 42 años, por una baja de presión que le conllevó un fuerte dolor de cabeza, pero transcurridas las horas, al igual que los pacientes anteriores no fue vista por el doctor de turno. “Por esta situación ni el director (Mario Mayanz) ni nadie da la cara, porque aquí se pasan la pelota unos a otros y eso nos tiene muy molestos. Ahora le pedí a un paramédico que por último nos entregara la hoja de la atención y me dijo que no, que el médico la tiene que llenar y yo le dije que si no están atendiendo cómo lo voy a hacer, porque debía volver a trabajar y no puedo sin el papel”, sostuvo. “Ya está bueno que abusen de la gente que no tiene, porque si viniera un particular lo atienden altiro, por qué, porque tiene plata”, enfatizó la ofuscada usuaria.

Otro de los enfadados usuarios era Juan Muñoz, de 50 años, quien señaló que a las 12 horas llegó al centro asistencial presentando complicaciones por un cólico renal, señalando que esta es la tercera vez que intenta ser atendido en la semana y que no ha logrado su objetivo. “He venido tres veces y no pasa nada, no me atienden, y ese es mi gran problema”, profirió.

El vecino Carlos Alberto Yefe fue más allá. Luego de esperar 7 horas que su esposa sea atendida, decidió trasladarla a la Clínica Magallanes. Elizabeth del Carmen Ampuero, de 45 años, es asmática y se debió retirar del trabajo en horas de la mañana, para asistir a las 11 horas al Hospital Clínico tras presentar problemas de respiración, ahogos y mareos.

Denuncia

Carlos Yefe, antes de trasladar a su cónyuge a la clínica privada, se dirigió a la Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias (OIRS), para estampar una queja formal en contra del hospital, la que fue descrita por los profesionales de la siguiente manera: “Usuario muy angustiado desea reclamar contra los médicos que se encuentran de turno en Urgencia hoy a las 16,40 horas. El ha traído a su señora a las 11 horas de la mañana, la paciente es asmática, no puede tragar nada, estaba trabajando y el esposo tuvo que retirarla del trabajo porque estaba con dolor y molestias de garganta. La hoja de atención en urgencia la recepcionaron a las 11,30 horas de la mañana y actualmente son las 16,44 horas, aún no ha sido atendida. La angustia es porque si los profesionales médicos están de turno y tienen una emergencia por lo menos deberían colocar algún medio de información a los pacientes, o un cartel que diga médicos en procedimiento o en una emergencia”, se señala en el comprobante de reclamo del afectado.

Versión del Hospital Clínico

Sobre los constantes reclamos que hablan de un “colapso” que por estos días está viviendo el moderno centro asistencial, el doctor y subdirector médico, Vladimir Moraga, sostuvo al respecto que habitualmente los servicios de urgencias están expuestos a todas las variaciones propias de la demanda espontánea que se genera en la comunidad y también a las variaciones internas que se viven en el hospital, sosteniendo que ayer se conjugaron una serie de elementos que produjeron que el tiempo de respuesta para los pacientes menos complejos se prolongara. Esta situación se debió a que existían dificultades en las camas del centro asistencial, debido al ingreso de pacientes graves durante este fin de semana, lo que provocó que hubiese menos disponibilidad de éstas para los pacientes de Urgencia.

Moraga remarcó además que se le dio prioridad a los pacientes más críticos y por ende las personas que debieron esperar por horas ser atendidas, presentaban un “muy bajo riesgo médico”. “Hay que tratar de entender que en este tipo de circunstancias, o sea cuando hay una fuerte sobrecarga en el Servicio de Urgencia, la instrucción hacia los médicos y a todo el equipo de salud que está de turno, es que tienen que concentrar sus esfuerzos en los pacientes de más riesgo”, remarcó.

Atención

Hay que consignar que este servicio atiende diariamente -desde las 8 a las 20 horas- a 130 pacientes, mientras que ayer a las 17,30 horas ya se había atendido a esta cantidad, sin considerar que como señalaron los usuarios disconformes con la falta de médicos y la lenta atención, más de 10 personas se retiraron “aburridas de esperar”.