Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

“Esto no es un vertedero”, advierten vecinos de prolongación Capitán Guillermos

Sector alto es utilizado para deshacerse de muebles y electrodomésticos inservibles.

Por La Prensa Austral Sábado 5 de Enero del 2013

Compartir esta noticia
12
Visitas


En la prolongación Capitán Guillermos, al poniente de la ciudad, se ubica el sector Las Parcelas, justo por donde pasa el estero Llau Llau. Pese a lo alejado y plácido que pueda ser residir en aquella área periurbana, no faltan las personas que desde la ciudad van a arrojar todo tipo de basuras.

Así lo denunció Víctor Carrillanca, vecino del sector, quien con imágenes de prueba en la mano se refirió a los neumáticos, refrigeradores y chatarras que camiones fleteros van a arrojar a ese lugar. Esta mala práctica se acentúa y “los mismos trabajadores de la empresa recolectora Servitrans están aburridos, porque son desperdicios de gran tamaño. Además, se repleta de perros que la gente va a abandonar y es un riesgo para los niños”.

En los últimos dos años, incluso, nota un aumento, “la gente no entiende, la hemos encarado con buenas palabras que no lo hagan, pero no entienden”. Cree que la municipalidad debiera instalar un letrero, “sino el sector se va a transformar como lo fue en su momento el Río de la Mano, donde tiraban hasta vehículos”.

Como vecinos están decididos a anotar las patentes de los infractores para que los multen, “porque esto no es un vertedero. Un receptáculo azul es para la basura, pero no para dejar camas, neumáticos refrigeradores, sillones y más adelante también arrojarán chatarras”.

 Alcalde

 Ante lo que considera un problema permanente de esta ciudad, el alcalde Emilio Boccazzi se reunió el jueves a las 8,30 horas con representantes de la empresa recolectora de la basura, Servitrans.

Allí se vio que si bien hay recepción de basura en todos los puntos de la ciudad tres veces a la semana, “no hay para qué recargar sistemas que ya están recargados, porque la verdad es que eso se presta para una mala imagen y en todos lados se recoge la basura día por medio”.

Ante ello, se requiere un apoyo de la ciudadanía. Una vez al año intentan hacer operativos para sacar los residuos voluminosos en los domicilios, “pero la obligación es que cada uno disponga adecuadamente cuando corresponda y no ir a botar basura a los cauces de ríos, en las prolongaciones de calles, porque estamos teniendo problemas graves por el poco criterio que está teniendo la gente respecto a la disposición de la basura”.

Ante la inquietud vecinal de instalar carteles, Boccazzi expresó que “cuanto más letreros se ponen de no botar basura parece que fueran un atractivo para la gente que efectivamente bota basura. Yo le pediría a los vecinos que cuando contraten a un camión para llevar residuos al vertedero lo hagan y le pidan un comprobante de ingreso al vertedero a los camiones que contratan. Allí no se le cobra por acceso a los camiones, pero tienen que llegar al vertedero, porque sino terminan o en los caminos o en los receptáculos de basura colapsados”.

En los próximos días se espera tener alguna solución o mirada, en tanto “no quiero pensar que tengamos que retirar los receptáculos azules para que la gente entienda que no hay recargarlos inadecuadamente”.