Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Evalúan desarrollar un observatorio de cetáceos en el canal Fitz Roy

Fundación Cequa ejecutará cuatro iniciativas con cargo al Fondo
de Innovación para la competitividad regional.

Por La Prensa Austral Lunes 22 de Agosto del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
18
Visitas


Más de 96 millones de pesos fueron adjudicados por el Centro de Estudios del Cuaternario para ejecutar tres proyectos en el área de turismo y uno en el sector salud y pesca extractiva, específicamente en marea roja para la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Los investigadores del Cequa generaron varios proyectos de acuerdo a los lineamientos estratégicos del gobierno regional, de los cuales cuatro fueron seleccionados para su financiamiento por parte del Gore Magallanes. Dos de ellos fueron aprobados con las mejores puntuaciones por parte de la comisión evaluadora, validando así, la labor científica y tecnológica que esta institución desarrolla en Magallanes.

Tres de los cuatro proyectos buscan resaltar y conservar los atractivos turísticos naturales de la Región de Magallanes, intentando potenciar y conservar la zona, además acercarla a los turistas y por supuesto a los habitantes de la región.

Desarrollo de delfines

Una de las iniciativas se denomina “Factibilidad y puesta en valor para el desarrollo de delfines (“dolphin-watching”) en el canal Fitz Roy, comuna de Río Verde”.

Este proyecto pretende evaluar la factibilidad y oportunidad de desarrollar un observatorio de cetáceos menores en el canal Fitz Roy, como un nuevo polo de atracción turística de valor. Jorge Acevedo, director científico del proyecto (especialista en mamíferos marinos), cuenta que según la literatura en esta zona se reúnen las 3 clases de delfínidos presentes en nuestro país, que son la tonina overa, delfín chileno y austral, todos recorriendo las aguas del canal Fitz Roy.

“La idea de este proyecto es estudiar a los delfínidos y poder identificar la permanencia en estas aguas, determinar si es temporal o anual y el número de individuos que se encuentra. Determinar la distribución espacio temporal de las especies, las zonas que habitan y las áreas que más usa cada especie, para así evaluar la factibilidad de desarrollar la actividad de dolphin-watching en la zona”, destacó.

Propagación de microalga

Otro de los proyectos lleva por nombre “Evaluación de la plaga “moco de roca” (Didymosphenia geminata) en Magallanes: una potencial amenaza para el turismo regional”. Se trata de una microalga con una gran capacidad de propagación y que rápidamente se está expandiendo a nivel mundial, impactando enormemente los ecosistemas acuáticos donde es introducida.

Este estudio está a cargo del Dr. Máximo Frangópulos, coordinador de la línea de ecología y ecosistemas marinos de la Fundación Cequa, quien explica lo siguiente: “Es una especie invasora muy agresiva, capaz de producir grandes floraciones algales que cubren, con un espesor a veces superior a 20 cm, hasta el 100% de los sustratos de los ambientes acuáticos, provocando severas alteraciones físico-químicas y biológicas. Esta especie amplía rápidamente su área de distribución geográfica, debido a la introducción accidental por el hombre, principalmente mediante equipos de pesca y embarcaciones deportivas”.

Actualmente el “moco de roca” está presente en la Región de Los Lagos (río Futaleufú y Palena) y de Aysén (ríos Coihaique y Aysén, entre otros), trayendo grandes problemas en el desarrollo turístico de los lugares en los que se encuentra y por ende económico. El Dr. Frangópulos pretende determinar la presencia/ausencia de la microalga didymo en los principales sistemas lóticos de la Región de Magallanes para generar protocolos de contingencia y medidas de mitigación antes su eventual expansión.

Taxinas en productos marinos

Otra de las iniciativas se refiere a la evaluación in situ de sensores pasivos para diagnóstico ambiental de toxinas y microalgas para áreas de interés productivo.

Gran parte de la actividad productiva dedicada a la pesca artesanal en la región, está basada en la extracción de recursos que habitan los fondos marinos, tales como la cholga, el chorito y el ostión del sur. Si bien muchos de los bancos están sobre-explotados, persisten algunas áreas con abundancia de recursos escasamente explotados. Sin embargo, al no disponer de información diagnóstica en relación a la presencia de toxinas y microalgas asociadas que certifiquen la calidad de las aguas pueden impedir su consumo interno o exportación.

La Dra. Gemita Pizarro, del Ifop/Cequa, pretende identificar qué tipo de toxinas están presentes en zonas seleccionadas, si son toxinas diarreicas, lipofílicas u otras, para luego poder traspasar la información generada a organismos encargados de velar por la salud pública, medio ambiente y pesca.