Necrológicas

Ex cocinero clama porque se le haga válido el grado de discapacidad

Desde hace 2 años está cesante debido a una hernia en la columna que le impide caminar sin muletas.

Por La Prensa Austral Jueves 8 de Diciembre del 2011

Compartir esta noticia
27
Visitas


Javier Patricio Vidal Vidal, de 41 años, trabajó como cocinero de la Armada durante 10 años, retirándose el año 2005, para posteriormente desempeñar las mismas funciones en el Casino Dreams hasta el 2009, época en la que comenzó a sentir fuertes dolores de espalda, los que lo conllevaron a realizarse diversos exámenes que le diagnosticaron una hernia en la columna.

Explica a La Prensa Austral el ex trabajador, que luego de este desafortunado episodio, inició los trámites ante la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (Compin), donde le diagnosticaron un 60 por ciento de invalidez, tal como lo demuestra su carné con fecha 25 de agosto de 2010, del Registro Nacional de la Discapacidad.

Sostiene Vidal que esta evaluación no la consideraron competente para cobrar mensualmente su pensión, la que ascendería a 95 mil pesos, por lo que lo derivaron a realizarse exámenes a Santiago, donde se le diagnosticó un 20 por ciento de invalidez, efectuándose una tercera evaluación en su regreso a Punta Arenas en la Comisión Médica, coincidentemente con el primer doctor que le calificó su invalidez con un 60 por ciento, oportunidad en la que su inicial versión fue desestimada y se le determinó un 23 por ciento de limitancia.

“Yo lo encuentro raro, porque cómo si me dieron 60 por ciento, cómo ahora el mismo que me dio 60 anteriormente me da 23 por la Comisión Médica”, remarcó el ex cocinero.

Se manifiesta desesperado porque para él recibir dinero mensual es una necesidad, especialmente porque no mantiene ningún tipo de entrada al no trabajar desde hace dos años, debiendo gastar una alta suma de dinero en remedios que calmen su dolor de espalda.

Actualmente se trata dos veces por semana en el Centro de Rehabilitación con terapias en la piscina, las que menciona, le calman los dolores, pese a que reconoció que en algunas oportunidades inclusive no puede dormir debido a su intensidad.

“Yo no estoy peleando nada que no sea mío, me saqué la mugre más de 20 años para poder tener una pensión”, señaló Vidal Vidal. “No sé qué hacer, cortarme una pierna o un brazo para que sea más rápido, porque tienes que llegar muriendo para que te den la pensión por invalidez”, destacó, haciendo un llamado a la autoridad a reevaluar su caso y a darle la posibilidad de contar con 95 mil pesos mensuales, que le serían entregados por pensión.