Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

Ex director de la Escuela Hernando de Magallanes demandó por más de $148 millones a la Cormupa

Juicio laboral quedó en suspenso hasta el 7 de octubre. Están citados
a declarar Gonzalo Pumarino y Orlando Estefó.

Por La Prensa Austral Sábado 20 de Septiembre del 2014

Compartir esta noticia
69
Visitas


“Reincorporarme siempre fue mi primera solicitud. En la Escuela Hernando de Magallanes, tenía un proyecto de trabajo que veníamos desarrollando desde hacía años y, al sacarme de esta manera, lo que hicieron fue quebrar una comunidad escolar entera… Yo quiero volver”, aseveró el director desvinculado del establecimiento, Manuel Arturo Mansilla Pinilla, quien fue despedido por supuesto incumplimiento grave de funciones y vulneración de derechos de un grupo de docentes, aunque él asegura que su despido se debió a que apoyó la campaña de Gabriel Boric y no la de Domingo Rubilar, en las elecciones parlamentarias.
El pasado 10 de septiembre se inició el juicio laboral tras la demanda presentada por Mansilla en contra de su empleador, en este caso la Corporación Municipal de Punta Arenas, representada legalmente por Hermes Hein.
En dicha acción judicial, el ex director reclama que, pese a que su contrato vencía en 2018, fue desvinculado aduciendo abandono de funciones, lo que niega tajantemente, asegurando que se usaron acusaciones sin fundamento y, por las cuales, nunca se intentó mediar, por lo que acusó despido injustificado.
Cabe recordar que este caso salió a la luz pública a principios de este año, cuando un grupo de profesores reclamó por la instalación de cámaras de vigilancia en lugares inapropiados en el establecimiento, refiriéndose a la sala de profesores, hecho que derivó en el despido del directivo.
Peticiones del docente
Lo señalado al principio quedó consagrado en la parte petitoria de la demanda, en cuyo primer punto se señala: “Que se declare que mi despido es ilegal y se ordene mi reincorporación inmediata, ordenándose además el pago de las remuneraciones por todo el período desde la fecha del despido hasta mi reincorporación”.
Añade que, en caso de no acogerse la solicitud de reincorporación, se declare dicho despido como injustificado, indebido e improcedente, condenando a la Cormupa a pagar una indemnización, en cifras aproximadas, de 2,2 millones de pesos por aviso previo; 24,4 millones por años de servicio; aumento del 80% sobre indemnización de 19,6 millones de pesos; 1,5 millones por feriado proporcional; y finalmente, al pago de $100 millones por el pago de remuneraciones que tendrían que habérsele cancelado hasta el término de su contrato en febrero de 2018, montos que ascendería a un total de $ 148.370.995.
“Esto no es sólo por dinero, es por dignidad”
– ¿Cree que esto realmente tiene relación con su apoyo a la candidatura del ahora diputado Gabriel Boric?
– “Sí, yo lo siento así. De hecho, nosotros lo plasmamos en la demanda de esa manera, como discriminación política y despido injustificado. Y sé que lo primero me va a ser muy difícil probarlo, ya que existe mucho miedo en el personal”.
– ¿Hay elección “a dedo” de los directores?
– “Absolutamente, es una cosa muy lógica. Se llamó a concurso a los puestos de directores de establecimientos y hoy en día si ves la cantidad de directivos nombrados a dedos supera el 60%, eso es un poder fáctico, porque si yo te puse en un puesto, yo te saco a la hora que quiero. Ahí nace el miedo que tienen los colegas”.
– ¿Quién cree usted que “pidió su cabeza”?
– “No quisiera dar nombres y no es que tenga miedo, yo lo tengo más que claro. El punto es que no quiero recibir de vuelta una demanda. Pero, creo que deberíamos levantarnos y unirnos los colegas contra esas personas, no es posible que seamos tratados como en un feudo”.
– La Cormupa está en un muy mal pie económico. ¿Está dispuesto a llegar a un acuerdo económico?
– “Esto es un problema que no sólo tiene que ver con el dinero. Emilio Boccazzi, en una reunión con directores, dijo que estaba dispuesto, aunque le dijeran que es un blando, a reconsiderar mi despido. Sin embargo, cuando se inició el juicio no hubo conciliación porque yo entiendo que esa es una orden que lo supera, hay alguien allí atrás que dice: ‘No, hasta el final’”.
– Así como están las cosas, ¿volvería a su puesto de trabajo?
– “Sí, quiero volver. Más allá de que haya un tema de la dignidad de la trayectoria de un maestro, es la dignidad de todos los “profes”, pero quiero seguir con el proyecto que teníamos y seguir siendo la escuela que fue reconocida a nivel nacional como aquella que en los últimos años ha ido en constante mejora académica”.
Juicio laboral
Los días 10 y 11 de septiembre se desarrollaron las primeras jornadas de juicio. No obstante, por acuerdo de los abogados se solicitó suspensión del proceso hasta el próximo 7 de octubre, audiencia en la que serán citados a declarar entre otros el ex secretario general de la Cormupa, Orlando Estefó, y saliente jefe de la Unidad de Planificación de la corporación, Gonzalo Pumarino.