Necrológicas

Ex empleado de lodge en el Paine: “45 trabajadores perdimos nuestro empleo”

El joven magallánico Rodrigo Gallardo Aguila, 23 años, soltero, y ex brigadista de Conaf, fue testigo de la furia que adquirió el fuego en el Parque Nacional Torres del Paine.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 9 de Enero del 2012

Compartir esta noticia
100
Visitas


El joven magallánico Rodrigo Gallardo Aguila, 23 años, soltero, y ex brigadista de Conaf, fue testigo de la furia que adquirió el fuego en el Parque Nacional Torres del Paine.

Hasta el 31 de diciembre cumplió labores de ayudante de cocina, trabajando para la empresa Vértice, en el Lodge Paine Grande. Era su primera temporada, luego de ser contratado a contar del 1 de octubre.

“A las 18,30 horas del martes 27 de diciembre avisaron del refugio Grey del inicio del fuego. Nos dijeron que se habían confirmado los rumores. A partir de ese momento actuamos tranquilos, con mucha calma. Recuerdo que había algo de viento. Y es que mi experiencia adquirida como brigadista de Conaf (2010-2011) permitía concluir que en la noche no era tanto el avance del fuego. Pero era algo incierto, porque no se sabía la dirección que llevaba el incendio. Esa noche nadie durmió, nos quedamos todos afuera. Estaba todo iluminado, era como ver a Porvenir de noche desde Punta Arenas. Nos preocupamos de llamar a la calma a las 10 mujeres que permanecían en el refugio”, relató.

Al día siguiente, alrededor de las 17 horas cuando el humo fue mucho más intenso y se sabía que el avance era hacia el Paine Grande, aún así, a través del sistema de comunicación radial, comunicaron que la evacuación era voluntaria. “En una reunión acordamos que al final nos quedaríamos los 20 hombres, mientras las mujeres se dispusieron a bajar por tierra, a través del sector Las Carreteras. Esa misma tarde supimos que las instalaciones del Lodge estaban amenazadas. Desde una loma divisamos el avance del fuego. Ante ello comenzamos a preparar la contingencia, con apoyo de los extintores. Se actuó con mucha inteligencia y tino para no despertar el caos. Y es que el resto no tenía muy claro cómo estaba el fuego. Nosotros sí…”, expresó.

Alrededor de las 20 horas del 28 de diciembre definitivamente el fuego se desbordó. “El humo no permitía respirar. Frente a ello optamos por utilizar cuellos de colores llamativos. Si nos faltaba oxígeno, la orden era tirarse al suelo. Hicimos una breve clase sobre el manejo del extintor, aunque todos teníamos claro que lo primordial era el respeto por el fuego”, manifestó.

El alto riesgo, debido a la proximidad de las llamas, obligó a evacuar a más de 200 personas, entre trabajadores y turistas la misma tarde del miércoles, a bordo de un catamarán, que debió hacer tres viajes.

Días después los ex trabajadores supieron por fotografías, que el fuego no tocó el refugio, pero sí todo lo que estaba a su alrededor, como zona de camping, sala de motores, domos, duchas y un quincho. El fuego también destruyó el refugio de Conaf que se encontraba en las cercanías.
Era el quinto año de la empresa Vértice en el Paine Grande. El Lodge se cerró hasta la próxima temporada.

“Justamente el 31 de diciembre de 2011 terminaban nuestros contratos, pero éstos no fueron renovados a causa del incendio. Ahora somos alrededor de 45 los cesantes”, manifestó Rodrigo Gallardo. No obstante, la empresa Vértice se encuentra empeñada en reubicar a sus ex trabajadores en el sector turismo.

A la incertidumbre de estos ex trabajadores, se suma la situación similar que afecta a los empleados del Hotel Explora, Hostería Grey y a numerosos guías de turismo.