Necrológicas
  • Benedicto del Carmen Alvarado Vidal
  • José Adán Bahamonde Bahamonde
  • María Vera Ojeda
  • Francisco Lorenzo Astorga Astorga
  • José Ortega Sepúlveda
  • Grismilda Gutiérrez Vera
  • Carmen Chuecas vda. de Pradenas
  • Luis Alberto Latorre Vera
  • Enrique Provoste Subiabre

Ex niñas símbolos: “Las Jornadas son sólo un día pero las necesidades de las personas con capacidades diferentes son todo el año”

Sus madres realzan el rol que han cumplido los profesionales que han atendido a sus hijas.

Por La Prensa Austral Miércoles 21 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
44
Visitas


A pocos días de celebrarse la edición 25 de las Jornadas por la Rehabilitación en Magallanes dos adolescentes que en años pasados fueron el rostro ancla de este movimiento solidario invitan a la comunidad a colaborar, relatando su historia personal y familiar tras ser atendidas en el Centro de Rehabilitación Cruz del Sur.
“Las Jornadas son sólo un día pero las necesidades de las personas con capacidades diferentes son todo el año”, fueron las palabras de Natalia Barrales Riveros (16) y Valentina Manzo Osorio (13), quienes luego de varios años de recibir terapias de rehabilitación ad hoc a sus patologías han tenido una mejor calidad de vida y logrado adaptarse a su entorno juvenil en el Colegio Pierre Faure.

Con un defecto de nacimiento en la base de la columna vertebral que le produce inmovilidad y un desarrollo menor de sus extremidades inferiores, Natalia fue símbolo de las Jornadas en 2001 y actualmente cursa primero medio en el establecimiento educacional ubicado en calle Pérez de Arce en donde “me han integrado muy bien y no me han aislado en nada. Aquí recibo el mismo trato que los demás”, comentó, añadiendo que desde su ingreso sus habilidades sociales han aumentado. “Me gusta mucho salir con ellos a cualquier parte y sobre todo conversar”, indicó. Fuera del colegio pasa su tiempo estudiando, chateando y saliendo junto a sus amistades.

Agradeciendo el apoyo de sus padres, hermana y abuelos que “siempre se han esforzado y me han ayudado en todo”, Natalia hizo un llamado a la comunidad magallánica a ponerse la mano en el corazón y apoyar este sábado a las Jornadas ya que “ahí hay muchas historias que no se conocen pero es mucha la necesidad de los niños y las personas que asisten al Centro de Rehabilitación”.

En tanto, Tatiana Riveros, madre de Natalia, aseguró estar muy agradecida del trabajo de los profesionales que se de-sempeñan en dicho centro ya que “cuando nació mi hija, en ese tiempo la enfermedad que tenía ella no era muy conocida pero en el centro desde el principio han hecho todo lo que ha estado a su alcance para ayudar a Natalia”, señalando que desde su ingreso se hizo un seguimiento de su caso y los avances que ha tenido en materia física, psicológica y social.

El caso de Valentina

Por su parte y con una parálisis cerebral leve causada por asfixia al momento de nacer, Valentina cursa el séptimo básico y fue rostro de esta campaña solidaria en 2003. Explicó a nuestro medio que “desde muy pequeña comencé a recibir terapias en el centro y más por mi hermano que ya había estado ahí. Conozco a todos y son como mi otra familia”, señalando que durante el tiempo que ha recibido atención en el recinto ubicado en el sector de Las Naciones sus habilidades para socializar han mejorado y le han facilitado integrarse al plantel estudiantil del colegio.

Siendo usuaria del Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur, Valentina invita a la población a cooperar con la versión 25 de las Jornadas ya que “hay muchos niños que sus familias no tienen dinero para comprar su silla de ruedas o los implementos que necesitan. Ojalá que todos puedan aportar y así ayuden a los pequeños a rehabilitarse y tener una mejor vida”, finalizó.

Verónica Osorio Oviedo, madre de Valentina, realzó el gran apoyo que han significado para su familia todos los servicios de este centro ya que “además de Valentina su hermano gemelo, Lucas (13), y Fabián (22) también van a rehabilitación porque tienen una parálisis cerebral”, recordando también que su hijo mayor fue rostro del movimiento en 1992.

“El centro no sólo rehabilita a nuestros hijos sino a las familias también. Nos ofrece a los padres un descanso mental al saber que están siendo bien atendidos y con buenos profesionales”, acotando que el desgaste físico que representa estar al cuidado de un hijo con capacidades diferentes es gigantesco por lo que “durante el tiempo que están en sus terapias podemos recargar energías y seguir adelante”, finalizó.

Jornadas

Este sábado se vivirá la edición 25 de las Jornadas por la Rehabilitación en Magallanes y esperan reunir más de $356 millones para solventar los gastos de operación de los tres centros de rehabilitación en Punta Arenas, Puerto Natales y Porvenir que superan los $1.000 millones anuales.