Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Fallece fundador del rodeo en Punta Arenas

En vida fue un motor permanente en pro de las actividades corraleras a nivel de la región y siempre será una inspiración para los amantes de este deporte. Así lo testimonian quienes conocieron a Gustavo Toro Valenzuela, un magallánico por adopción, oriundo de San Vicente de Tagua Tagua (Región del Libertador Bernardo O’Higgins), quien dejó de existir el viernes a los 88 años.
[…]

Por La Prensa Austral Domingo 25 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
80
Visitas


En vida fue un motor permanente en pro de las actividades corraleras a nivel de la región y siempre será una inspiración para los amantes de este deporte. Así lo testimonian quienes conocieron a Gustavo Toro Valenzuela, un magallánico por adopción, oriundo de San Vicente de Tagua Tagua (Región del Libertador Bernardo O’Higgins), quien dejó de existir el viernes a los 88 años.

A sus 16 años, en el fundo El Salto, de Almahue, éste formaría collera con Jesús Yáñez Celis, participando en casi todos los rodeos de Colchagua.

Tras su Servicio Militar y algunos años en la Aviación, volvió a la medialuna, brillando en Quintero junto a su jefe, Ernesto Torres. En 1960 fue enviado por tres años a administrar la estancia Pepita, de Tierra del Fuego como una forma de ayudar al progreso de su familia.
Acá se encontró con puros gauchos y con que no se practicaba el rodeo. Sin embargo, en lugar de correr ovejas, con el tiempo pudo conocer a Horacio Castro, funcionario del Indap, quien tenía un proyecto de hacer un criadero de caballos chilenos.

Toro no sólo decidió quedarse para siempre en Magallanes, sino que también tuvo el honor de inaugurar el 9 de diciembre de 1967, en el fundo Springhill, Tierra de Fuego, la primera medialuna en Magallanes. Allí se corrió el primer rodeo con huasos fueguinos, natalinos y de Punta Arenas.

En 1968, formaría parte del nuevo Club de Rodeo de Punta Arenas, siendo campeón junto a su collera Luis Morales en la primera fiesta que inauguró esta medialuna. En 1977, sería abanderado de Magallanes en la inauguración del 29º Campeonato Nacional de Rodeo en Rancagua, y de ahí en adelante obtendría durante tres años consecutivos el mejor puntaje regional, y cosecharía muchos premios en rodeos, exposiciones, movimiento a la rienda y sello de raza.

En 1989, tuvo el honor de viajar a Puerto Williams con varios corraleros a inaugurar allí una medialuna. En 1990, su club lo distinguió por su trayectoria y como socio cooperador. En 1993, Colodyr de Laguna Blanca lo premió por su constancia deportiva, y en 1994-95 fue destacado como mejor corredor.

En mayo de 2007, la Asociación de Rodeo Chileno Magallanes lo reconoció por su valioso aporte y contribución al rodeo, luego que en 2005, a los 82 años, se despidiera de las competencias. Pero este socio fundador de su club, Punta Arenas, nunca dejaría de ser un corralero, ni de encender la chispa del rodeo en Magallanes.