Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Fallida adopción deja a la “deriva” a tres hermanitos

Matrimonio vivió poco más de dos años con los niños y hace poco los devolvió al Servicio Nacional de Menores.

Por La Prensa Austral Martes 27 de Septiembre del 2011

Compartir esta noticia
300
Visitas


Una increíble y triste historia es la que arrastran tres hermanitos, de 4, 5 y 8 años, quienes hoy son víctimas de un traumático proceso de adopción. Y es que cuando creían haber encontrado la familia sustituta ideal, sus padres adoptivos renunciaron al derecho adquirido de asumir su cuidado. La retractación del matrimonio se produce después de más de dos años de vivir con los menores.

Se trata de un caso absolutamente inédito a nivel regional que tiene muy complicado al Servicio Nacional de Menores, debido a que esta institución deberá dar inicio a un nuevo proceso de adopción con todo el daño psicológico que ello implica para los hermanitos.

A causa de este revés, los dos niños más pequeños, Constanza, de 5, y Williams, de 4, se encuentran al cuidado del Hogar Ignacio Sibillo, mientras que Katty, la mayor de 8 años, fue ingresada al Programa de Colocación Familiar “Nazareth”.
Frente a este inesperado escenario, la abuela materna Alicia del Carmen Núñez está empeñada en recuperar a sus tres nietos. “Tengo todo el derecho a recuperarlos, además que tengo la tuición del hermano mayor de ellos, Andrés, de 11 años”, remarcó.

En su domicilio del Loteo Varillas, la mujer relata que la madre de los niños e hija a la vez, viajó a radicarse con su actual pareja a Buenos Aires.

Hogar Miraflores

La abuela recuerda que el año 2007 el padre biológico de los pequeños decidió de la noche a la mañana entregarlos al Hogar Miraflores, aduciendo problemas con su pareja, ya que según éste, ella vivía ausentándose del hogar por lo que él debía asumir el cuidado de sus hijos. Fue la razón por la que el entonces Juzgado de Menores abrió una causa por abandono de niños.

“El padre los entregó al Hogar Miraflores sin mi consentimiento. A partir de ese momento se complicó la situación a nivel judicial para poder recuperarlos”, señala la abuela. No obstante, nunca dejó de visitarlos en el Hogar. “Iba a verlos todos los domingos”, enfatiza, pese a que en todo momento pensó que su estadía allí sería transitoria y que todo se trataría de una simple medida de protección.

A fines de 2007 el Juzgado de Menores declaró la susceptibilidad de adopción de los tres hermanitos. “Esta decisión desató todo un drama familiar”, subraya.

Pese a que el matrimonio seleccionado había manifestado su intención de adoptar solamente al más pequeño, la administración anterior del Servicio Nacional de Menores propuso que los tres hermanitos fueran cobijados por la misma familia. Y así ocurrió. En vez de un hijo, el matrimonio se hizo cargo de tres.

El año pasado la abuela había divisado a distancia a sus nietos mientras paseaban con sus nuevos padres en el mall. “Me sentí impotente al verlos: quise correr hacia ellos y abrazarlos, pero me contuve”, explica.

Al comprobar que estaban en Punta Arenas, ella comenzó a ejercer el papel de “detective”. Así logró dar con su nuevo hogar, aunque nunca se atrevió a tocar a su puerta. Se conformaba con ver a sus nietos jugando afuera de su casa.
Cuando suponía que los niños se habían adaptado a su nueva familia, en agosto pasado Alicia Núñez se impuso que dos de ellos permanecían internados en el Hogar Sibillo y la niña mayor había sido derivada al Programa de Colocación Familiar “Nazareth”. “Sucede que el matrimonio nunca estuvo de acuerdo en asumir el cuidado de los tres hermanos; sólo les interesaba el más pequeño”, destaca.

El pasado 15 de junio de 2011 se celebró la audiencia judicial en el Tribunal de la Familia donde el matrimonio manifestó su intención de entregar a los niños.

“El Tribunal tiene que reconocer que aquí el Sename se equivocó rotundamente, al no darme la oportunidad que yo pueda hacerme cargo de ellos (los niños)”, puntualiza.

Alicia Núñez reitera que “estoy apta para cuidar a mis nietos y por eso le pido al Juzgado que deje de jugar con los sentimientos de toda una familia”.

En esta jornada hay programada una audiencia en el Tribunal de Familia donde se debatirá acerca de este inédito hecho en materia de adopción.