Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Falta de consenso dilata los controles fronterizos integrados

Pese a que Magallanes hizo importante inversión para Monte Aymond, basada en un procedimiento
secuencial, autoridad argentina optó por modalidad distinta.

Por La Prensa Austral Sábado 23 de Abril del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
27
Visitas


Un importante ahorro de tiempo, mayor comodidad para el usuario y mejor conectividad entre servicios es el propósito de los controles integrados de fronteras, lo cual llevó a invertir alrededor de 300 millones de pesos (del FNDR y del Ministerio del Interior) en la reciente remodelación del complejo fronterizo Integración Austral de Monte Aymond.

Allí se hizo un rediseño de la distribución, se incorporaron nuevos mesones de atención y sus oficinas se remodelaron completamente, además de cambiarse todas las instalaciones y generarse un sistema de evacuación de aguas lluvias.
El pasado 1 de abril era la fecha definida por Chile y Argentina para el inicio de los controles fronterizos integrados. Pese a que la gobernación provincial de Magallanes y todos los servicios regionales estaban listos para partir, aquella nueva modalidad de control fronterizo se quedaría en el papel.

Al ser consultado al respecto, Roberto Cárdenas, director regional de Aduanas, indicó que pareciera haber una opinión distinta entre el lado argentino y chileno respecto de la modalidad de trabajo.

Añadió que siempre -durante más de 10 años- hicieron ejercicios en un procedimiento con la modalidad de paso integrado, de lo que se denomina paso secuencial. En virtud de ello, en Monte Aymond se implementaría el paso de doble cabecera: “El país de entrada es el país sede, de modo que cuando uno viaja a Río Gallegos sólo será atendido en el lado argentino por todos los servicios. Y cuando viene desde el vecino país hacia Punta Arenas, todo va a ser atendido en el lado chileno por todos los organismos”.

En el acuerdo original el procedimiento paso integrado doble cabecera estaba como secuencial, “de manera que cuando uno va hacia el lado argentino, te atienden secuencialmente primero los servicios de autoridades argentinas (Gendarmería, Aduana y Senasa). Hecho el trámite, queda liberado por el lado argentino y entran las autoridades chilenas (Policía Internacional, Aduana chilena y Servicio Agrícola y Ganadero).

Inconveniente
Pese a que se había establecido este procedimiento y se habían hecho ejercicios en base a él, la autoridad argentina, a través de Migraciones, ha solicitado la modalidad “codo a codo”, en que están uno al lado del otro atendiendo: “vas al lado argentino y te atiende Gendarmería e Investigaciones en el mismo momento, la Aduana argentina y la Aduana chilena al mismo tiempo, y después el Sag y el Senasa”.

El problema que se presenta es que toda la infraestructura y sistemas computacionales con que se dotó al paso fronterizo Monte Aymond están hechas en modalidad secuencial y hubo mucha inversión en base a ello. “Entonces, cambiarla al ‘codo a codo’ implica cambiar toda la infraestructura”, graficó.

Aun cuando todavía está en conversaciones cuál va a ser la operatoria, la modalidad final dependerá de la respectiva unidad del ministerio del Interior y de las cancillerías, de sus autoridades y de los convenios.
Pese a que como servicio y autoridades locales están disponibles para que empiece a funcionar, “eso está produciendo una dilatación y estamos a la espera”.