Necrológicas
  • Mirta Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic
  • Vanessa Alajendra Vera Díaz
  • Juan Humberto Mellado Candia

Falta de luz natural y menos tiempo con la familia explican enfermedades mentales en Punta Arenas

Lo que se busca en atención primaria, es realizar una pesquisa e intervención temprana.

Por La Prensa Austral Sábado 19 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
33
Visitas


La falta de luz natural, menos tiempo con la familia y una mayor cantidad de horas en el trabajo son algunos de los factores que explican las enfermedades mentales en Punta Arenas. En la región, estas patologías son la segunda causa de otorgamiento de licencias médicas, también están entre las más prolongadas.

Luz Bermúdez, psicóloga del Centro de Salud Familiar (Cesfam) Mateo Bencur, planteó que lo que se busca en atención primaria, es realizar una pesquisa e intervención temprana y para eso se desarrollan psicoterapias, actividades grupales. Estas intervenciones están dirigidas a usuarios de Fonasa inscritos en los consultorios.

Destacó que las principales afecciones que se detectan en el sistema de atención primaria son trastornos depresivos y ansiosos, en adultos. En tanto que, en atención infantil el déficit atencional y trastornos emocionales son los más relevantes.

Al ser consultada por las razones que explican esta tendencia en Magallanes, dijo que es necesario considerar varios factores, tanto individuales como contextuales. Algunas cosas tienen que ver con el ámbito cultural y las dinámicas familiares, también la disminución de instancias recreativas y los horarios de trabajo, que van dificultando la vida en familia.

Puntualizó que en los centros comerciales los trabajos se prolongan hasta las 22 horas y en algunos casos hasta las 22,30 de la noche lo que repercute en la salud mental de la persona. “También influye el clima, o más bien dicho, tener menos cantidad de horas de luz en el invierno”, aseguró la especialista.

Afecta mayormente a mujeres

Consultada por la prevalencia, expresó que en general se presenta mayormente en mujeres. Sin embargo, aclara que esta tendencia es porque éstas son las que más consultan, a diferencia de los hombres. En el consultorio Mateo Bencur son 900 personas las que se han atendido en lo que va del año, considerando alcohol y drogas, violencia intrafamiliar, adulto e infantil.

La psicóloga añadió que no es posible comparar estas cifras con lo que sucedió el año pasado debido a que depende de la cantidad de horas médico. “Si hemos tenido menos especialistas, hay menos consultas. Es por esta razón que desde este mes estamos trabajando con la lista de rechazo, para saber cuánta es la gente que no hemos podido atender por falta de especialista”, subrayó.

Por su parte, el médico Luis Alvarez, jefe de la Unidad de Salud Mental del Servicio de Salud, afirmó que la principal política que se está implementando es orientar la salud mental a un modelo que es cada vez más comunitario, es decir, que la comunidad tenga una participación activa en lo que compete a la salud mental, que tenga la posibilidad de participar y opinar.

Un segundo eje de trabajo que es impulsado por el Ministerio de Salud tiene que ver con las enfermedades mentales. “Los problemas relacionados con los trastornos afectivos, de alcohol y drogas, los infanto adolescentes y últimamente se le está dando prioridad a las temáticas del adulto mayor, debido al envejecimiento poblacional”, advirtió el profesional.