Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Falta de mano de obra regional desafía futura expansión de la industria salmonicultora

Lissette Gómez Aliste
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 5 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
18
Visitas


Lissette Gómez Aliste
lgomez@laprensaaustral.cl

La carencia de trabajadores regionales disponibles para desempeñarse en distintos rubros es un problema que los empleadores han venido planteando desde hace tiempo. Esto, en 5 ó 6 años, podría ser un verdadero desafío para la expansión que busca la industria acuícola y salmonicultora en Magallanes.
Empresas locales y estudiosos en la materia postulan la necesidad de 4 mil nuevos trabajadores ”casi el doble de lo que existe actualmente- para los próximos años, en pos de la esperada expansión del rubro en la zona, lo que se avizora como una oportunidad para Magallanes, pero una posible amenaza para la industria.
Así lo percibe Manuel González, gerente de la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Magallanes:”Lo veo más como un desafío que tiene la región y puede ser una amenaza para la industria local, porque lo ideal sería que la región genere todo este capital humano y calificado que la industria va a demandar y, para ello, tiene que haber una articulación educacional público-privada, que en este momento no se está dando y que los estudios dejan en evidencia”.
Explica que, hoy día, al menos el 70% de los trabajadores viene de afuera, en el caso de algunas empresas, como Nova Austral, algo que, a su juicio, debería cambiar. Postulan que, dentro de esos 4 mil nuevos puestos de trabajo, 2 mil serán directos y 2 mil serán trabajadores indirectos.
Al respecto, el sociólogo del Programa de Cluster y Territorio del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, Sebastián Depolo, quien ha investigado este ámbito, expuso que, a futuro, las principales tendencias de cambio en el rubro acuícola serán las áreas de gestión ambiental, salud de peces y automatización de sistemas.
Ante ello, el programa de la mencionada casa de estudios capitalina postula que “la solución no es que existan más carreras, sino que hay una mejor vinculación entre el joven estudiante y la industria, para que esa formación sea más pertinente y relevante a lo largo de la vida del trabajador”.
¿Amenaza u oportunidad?
Para Depolo, este problema constituye más “una oportunidad para la región y un desafío para todo el mundo académico de la zona, no una amenaza para la industria, porque si no hay gente, las empresas la van a traer… Una amenaza para esta futura expansión podría ser, por ejemplo, caídas en los precios internacionales del salmón o una mala gestión ambiental que provoque una nueva crisis“.
El principal problema en este sentido: “Es que la región no está preparada para el incremento que va a tener la industria; entonces, estamos levantando una alerta, es decir, preparemos a la región para que estos empleos que se van a generar en la zona sean ocupados por jóvenes de la región y, entonces, adaptemos nuestros sistemas formativos, para que ellos puedan trabajar en esto y no gente de afuera”.
Considerando que la situación general de las empresas presentes aquí es que el 60% de sus trabajadores viene de otras regiones, la inquietud es cómo Magallanes contribuye a la preparación de personal local de modo que el desarrollo que pueda acarrear este rubro se quede en la zona.
“La pregunta que cabe es: ¿Va a ser una industria que va a pasar por la región o que va a dejar cosas en la región? Esto es importante, porque el potencial acuícola de Magallanes para los próximos 100 años es altísimo y, pensando en otros países como Noruega o Finlandia que resolvieron su situación geográfica con un modelo de desarrollo centrado en la acuicultura, ¿por qué no hacerlo también acá como fuente de desarrollo para la zona?”, concluyó el experto.