Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

Falta de valor agregado y baja productividad asoman como los principales problemas para el crecimiento

Aún no hay recursos definidos por el nivel central para destinar a Magallanes en el marco de la anunciada Agenda de Productividad Innovación y Crecimiento, que a nivel nacional considera una inversión de US$1.500 millones.
[…]

Por La Prensa Austral Miércoles 9 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
5
Visitas


Aún no hay recursos definidos por el nivel central para destinar a Magallanes en el marco de la anunciada Agenda de Productividad Innovación y Crecimiento, que a nivel nacional considera una inversión de US$1.500 millones.
Si bien, a la fecha tampoco hay grandes definiciones para la región, tras la última reunión sostenida entre el intendente y el gabinete económico regional para tratar este tema, se delinearon algunos problemas puntuales sobre los cuales se enfocarán las propuestas que deberán estar armadas antes de la próxima discusión local del presupuesto del año 2015.
El primero de los desafíos planteados es la falta de puesta en valor de los productos regionales y el reto de cambiar la orientación actual de las industrias enfocadas, en su mayoría, en el sector primario de la producción.
“Este es un tema realmente complejo y, posiblemente, lo más desafiante dentro de la agenda, ya que, como región orientada a los recursos naturales, toda la industria obtiene bienes y servicios para la exportación, por lo cual, no estamos sofisticando nuestros productos. Esto es preocupante, ya que los países cercanos hacia el norte -Colombia y Perú- están produciendo lo mismo que Chile y más barato”, explica el seremi de Economía, Paul Gnadt Olivares.
Asimismo, la baja productividad de los magallánicos -y de los chilenos en general- es otra arista que debe ser modificada, a juicio de las autoridades. “Aquí se produce un tercio de lo que produce un norteamericano y más o menos un quinto de un europeo. Ahí existe un desafío muy difícil que es actuar sobre la preparación y el incentivo al recurso humano”, dijo el seremi.
Cómo se abordan medidas para que la industria magallánica apunte a la innovación es otra dificultad, especialmente en una región donde los recursos se destinan en su mayoría a la reinversión.
En este ámbito, “la idea es trabajar a partir de lo que ya existe, con la industria acuícola, ganadera, maderera, minería y ver, primero, la parte incremental (cómo mejorar los procesos y productos) y, luego, la parte radical (generar nuevos productos) que no existen. Aquí también podemos incluir el turismo antártico y la industria científica como ejes importantes”, declaró Gnadt.
Respecto a los plazos para conversar y definir los pasos a seguir, las autoridades locales se adelantaron al nivel central y se fijaron un plazo menor a tres meses, con la finalidad de llegar con propuestas antes de octubre próximo. Se espera que antes de ingresar a la discusión del presupuesto 2015, las medidas estén zanjadas para conocer los recursos que se destinarán a esta agenda en la región.