Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

Familia de 10 personas completará una semana sin gas

Gasco Magallanes se hizo presente en el hogar afectado, pero tras manipular el medidor éste quedó inutilizado y debieron cortar el suministro.

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Agosto del 2011

Compartir esta noticia
92
Visitas


Llamaron a la empresa Gasco para solucionar un tema de presión del medidor y ya llevan casi una semana sin gas. José Necul vive con su familia en Avenida Eduardo Frei 489, en la población Manuel Chaparro. Fue su madre Irma Soto Cortés quien solicitó la presencia de la cuadrilla de emergencia de la empresa distribuidora de gas en el hogar tras advertir una baja de presión.

“Por el deshielo hubo una variación de presión en la red y provocó una falla en el medidor. Llamamos a Gasco para que chequeara la situación. Midieron la presión que se distribuía a la casa y encontraron pequeñas fugas. Luego de esto dejaron nuestro hogar sin gas desde el domingo 31 de julio. Hasta hoy (ayer) no tenemos el suministro en la casa y debemos cambiar todas las líneas de gas por completo”, relató preocupado Necul.

El vecino, además, añadió que ellos tienen sus boletas al día e incluso siempre cancelaban alrededor de 35 mil pesos, pero desde hace unos meses el consumo se elevó hasta llegar a cancelar 70 mil pesos.

Irma Soto fue quien llamó a la empresa encargada del suministro, ya que la presión era inadecuada. “El domingo 31 llamé al personal de Gasco a las 13 horas porque reventó el medidor debido a una subida de presión. Ellos dijeron que sólo era efecto de la escarcha, procediendo a golpearlo, haciendo con ello que el medidor cayera”, explicó.

“Resulta que ahora la gente de Gasco no nos quiere dar el gas porque dice que tenemos que contar con una certificación, ya que habría una fuga, pero durante los tres o cuatro meses anteriores cuando pagábamos más de la cuenta, ellos nunca dijeron nada”, se quejó Necul.

La familia compuesta por alrededor de 10 personas debió reacondicionar su estufa magallánica para que funcione con leña, así como la instalación de un calefactor a gas licuado al interior del domicilio.

“Lo único que pedimos como familia es que nos conecten el gas provisoriamente a la red, de tal manera que podamos contar con el suministro el fin de semana y poder hacer frente a las bajas temperaturas”, apuntó el poblador.

Necul estima que recién a mediados de la semana venidera podrán contar con la certificación para presentarla a la compañía Gasco. Para ello el vecino contrató los servicios de un instalador de gas autorizado para la reinstalación de la línea completa, ya que necesita contar con una certificación para hacerle ver a Gasco la nueva red.