Necrológicas
  • Odette Salles Naudin
  • Francisco Cárcamo Cárdenas
  • Luzmira Macías Silva
  • Alfredo Andrade Hrdalo

Familia de bombero perdió sus ahorros en incendio

Las muestras de solidaridad de camaradas del Cuerpo de Bomberos no se hicieron esperar; de hecho durante
la misma emergencia, los combatientes del fuego procuraron proteger sus enseres.

Por La Prensa Austral Viernes 23 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
23
Visitas


Tras el incendio ocurrido en la tarde del miércoles en la vivienda ubicada en el pasaje Capitán Simpson Nº0315, de la población Simón Bolívar, y que dejó con daños materiales de consideración el hogar del bombero Claudio Paillán González, hoy la familia del voluntario enfrenta un complejo panorama para reconstruir lo logrado con el trabajo de más de 14 años.

Ayer, el panorama en la segunda planta del domicilio era desolador, ya que si bien el fuego destruyó tres dependencias, la gran cantidad de humo que provocó la emergencia, produjo daños en todo el piso, tanto en el inmueble como en los enseres. María González Soto, madre del voluntario, veía con desolación cómo el siniestro afectó las habitaciones de la segunda planta. Especialmente se mostró conmovida al observar los muñecos de peluche, recuerdos de infancia de sus hijos, que fueron devorados por las llamas.

“Se perdió todo el esfuerzo que hemos hecho para poder levantar este hogar. Poco a poco la hemos ido ampliando, no hace mucho construimos la última parte, es muy triste ver cómo en cuestión de segundos todo cambia”, apuntó.

Recordó que al momento del incendio, pasadas las 21 horas del miércoles, se encontraba de visita una de sus hijas con su familia, y que de pronto Carlos, el nieto que vive en la casa avisó del humo que salía de la pieza de alojados que tenían arriba. “Fueron segundos entre que el niño avisó y subimos, pero cuando nos dimos cuenta el fuego ya avanzaba por toda la habitación, hacia las otras piezas. Por más que intentamos sofocar el fuego con agua, parecía aumentar, por suerte los bomberos llegaron rápido, sino se habría quemado todo”, relató la dueña de casa.

En efecto, en dicha habitación, se habría localizado la zona focal, y aún no se tiene certeza de las causas que provocaron el fuego, pero descartaron la inflamación de un implemento de calefacción o falla eléctrica.

Se quemaron los ahorros

Poco a poco, con el trabajo del padre de la familia, Pedro Paillán Cárdenas, quien realiza faenas ganaderas en isla Riesco, estaban ahorrando dinero. Habían conseguido reunir cerca de 500 mil pesos, los que la dueña de casa atesoraba bajo los dos colchones que habían en la pieza donde se originó el incendio.

“Ahora, no tenemos ni ese dinerito para poder reparar la casa, así que no sabemos qué vamos a hacer, pero tendremos que encontrar la manera de salir adelante”, dijo Pedro Paillán, el que tras enterarse de lo ocurrido viajó a Punta Arenas.

Muestras de solidaridad

Desde que se desató la emergencia, la humilde dueña de casa reconoce que vecinos y amigos le brindaron apoyo de inmediato, acogiéndolos en su hogar, e incluso dándole asilo a la mascota de la familia al momento de producirse el incendio, un perro San Bernardo que fue refugiado en una de las casas colindantes.

María González confirmó que la empresa Ingeniería Civil Vicente, donde su hijo bombero desempeña labores, se acercó para prestar el apoyo que pueda requerir la familia, además se les indicó que la asistente social de la firma los visitaría para encauzar sus necesidades más inmediatas.

De igual manera, Claudio Paillán indicó que no pasó mucho tiempo para que sus camaradas de la 6ª y 8ª compañías se contactaran con él para ofrecer el apoyo de los voluntarios para los trabajos de reconstrucción o para realizar actividades a fin de recaudar fondos para la familia. Una nota al margen de lo anterior, es lo ocurrido en medio del incendio que afectaba el segundo piso, ya que mientras trabajaban para extinguir las llamas en la planta superior, otros bomberos intentaban cubrir con lonas los enseres de la familia que estaban en la primera planta, a fin de disminuir los perjuicios que provoca la acción del agua.

Cabe mencionar que para aquellos que quieran solidarizar con esta familia magallánica en desgracia, pueden contactarse con ellos al fono celular 61566075.

Siempre bombero

Particularmente conmovedor resultó ver ayer en su hogar, al ahora voluntario de la Bomba 18 de Septiembre, y quien antes era miembro de la Bomba España, como miraba su uniforme de parada el cual resultó afectado por el humo y el agua.

Pese a todo, el integrante de la incipiente Banda de Guerra del Cuerpo de Bomberos, aseguró que en la romería que se efectuará esta tarde en homenaje al mártir Mario Toledo Viola, estará presente tocando la caja, pese a la desgracia que asola a su familia.