Necrológicas
  • Francisco Cárdenas Oyarzún
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • María Eugenia González Hernández
  • Juan Humberto Mellado Candia

Familia denunció ante la Fiscalía una presunta negligencia médica

Maritza Cárdenas Maldonado acusó la deficiente atención recibida
por su madre, Margarita Maldonado Ruiz, de 63 años, en el Hospital Clínico.

Por La Prensa Austral Martes 15 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
54
Visitas


A raíz de las graves secuelas sufridas por Margarita Maldonado Ruiz luego de ser atendida en el Hospital Clínico, su hija Maritza Cárdenas Maldonado interpuso una denuncia ante la Fiscalía de Punta Arenas, para que se investigue y se aclare si la atención que recibió su madre de 63 años al interior del recinto médico fue la adecuada.
La hija acusó que su madre sufrió una presunta negligencia médica el 7 de mayo pasado cuando ingresó al Servicio de Urgencias producto de un dolor en el pecho.
A consecuencia de lo anterior, “ella quedó postrada y con secuelas neurológicas supuestamente hay una posibilidad de que pueda caminar en tres meses, pero es difícil. Si tú la levantas ella se cae, no tiene fuerza en el cuerpo. Si queremos sentarla hay que amarrarla con una sábana en la cintura, porque ella se va con todo el cuerpo para adelante”, explicó.
Maritza Cárdenas afirmó que debido a que su madre no tiene la fuerza necesaria para moverse, se necesitan tres personas para levantarla. “A mí me la entregaron con escaras, así le dieron el alta”, denunció su hija.
Prosiguió señalando que “mi hijo tuvo que renunciar a su trabajo para quedarse con su abuela y de esa manera poder apoyarme. Mi mamá se cae, porque trata de levantarse, ella cree que puede hacer sus cosas. Con el problema neurológico que tiene hay ratos en que está lúcida, te conoce y te conversa, pero hay otros momentos en que se deso-rienta”.
Es en este contexto, en que Maritza Cárdenas sostiene que la situación es complicada. “Yo le decía a la doctora: ‘Cómo le va a dar el alta con esas escaras’ y ella contestaba ‘con un cuidado en la casa’. Pero yo no sé atenderla, a mí nunca me enseñaron”, aseguró.
Un profesional del hospital acude a su domicilio a realizarle las curaciones, le limpia las heridas.
La familia está siendo asesorada por un abogado. Pese a que la Fiscalía inició la investigación del caso, la hija lamentó que hasta la fecha no la hayan llamado a declarar.
La denuncia
Los hechos se desencadenaron el pasado 7 de mayo cuando Margarita Maldonado llegó al Servicio de Urgencias con dolor en un brazo. Los exámenes practicados no arrojaron inconveniente, por lo que le dijeron que se podía retirar. La familia denunció que nunca le hicieron un electrocardiograma.
En esa oportunidad, caminó a la farmacia del centro asistencial, sin embargo se desvaneció cayendo violentamente, golpeando su cara contra el suelo, por lo que debió ser reingresada al Servicio de Urgencias y posteriormente a la Unidad de Ciudades Intensivos (Uci).
En aquella oportunidad cuando La Prensa Austral consultó la versión sobre esta denuncia a la dirección del Hospital Clínico, se planteó que “efectivamente la paciente se encuentra hospitalizada en la Unidad de Pacientes Críticos y que actualmente se encuentra cursando una patología grave y compleja que ha requerido múltiples intervenciones terapéuticas”.