Necrológicas
  • Mirta Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic
  • Vanessa Alajendra Vera Díaz
  • Juan Humberto Mellado Candia

Familia Stambuk recupera antigua propiedad del barrio “18” tras ganar litigio a club deportivo

Una antigua y conocida propiedad donde por largos años funcionó la sede de la Liga Deportiva del barrio 18 de Septiembre y que los últimos 14 años ha sido ocupada por el Club Carlos Dittborn, retornará a manos de la familia Stambuk luego que la justicia zanjara un litigio que, incluso, llegó a la Corte Suprema.
[…]

Por La Prensa Austral Miércoles 29 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
153
Visitas


Una antigua y conocida propiedad donde por largos años funcionó la sede de la Liga Deportiva del barrio 18 de Septiembre y que los últimos 14 años ha sido ocupada por el Club Carlos Dittborn, retornará a manos de la familia Stambuk luego que la justicia zanjara un litigio que, incluso, llegó a la Corte Suprema.

El inmueble en cuestión, de una superficie estimada de 269,69 metros cuadrados, se encuentra emplazado en Blanco Encalada esquina Márquez de la Plata, en pleno corazón del barrio 18 de Septiembre.

Fue el Club Carlos Dittborn que en febrero de 2009, a través de un procedimiento administrativo iniciado ante la secretaría regional ministerial de Bienes Nacionales, pidió el saneamiento del citado inmueble a su favor aduciendo una posesión del mismo. Esto fue plenamente desvirtuado por la Sucesión Andrés Stambuk Ursic, al sostener que ellos (Club Carlos Dittborn) nunca han tenido la posesión de la propiedad, pues “son meros tenedores desde el año 1997, cuando celebraron un contrato con la Asociación 18 de Septiembre, quienes sí reconocían el dominio)”.

Ante el litigio planteado, en enero de 2010 la seremi de Bienes Nacionales remitió los antecedentes al Primer Juzgado de Letras de Punta Arenas, ello a solicitud de Patricia Stambuk Mayorga, heredera de Andrés Stambuk, quien de esta manera se opuso al saneamiento del bien raíz que pretendía la institución deportiva.

El Primer Juzgado de Letras, al fallar la causa con fecha 23 de diciembre de 2010, le dio la razón al Club Carlos Dittborn, rechazando la demanda de oposición, por improcedencia de la regularización de la posesión del inmueble que reclamaba la familia Stambuk. Apelada esta sentencia ante la Corte de Apelaciones, el 7 de abril de 2001 se revocó el fallo de la jueza Claudia Arenas, concluyéndose que la Sucesión Stambuk acreditó que tenía mejor derecho sobre el inmueble respecto de lo sostenido por la institución deportiva.

Frente a este fallo, fue el Club Carlos Dittborn quien recurrió de casación (nulidad) ante la Corte Suprema, tribunal que con fecha 14 de junio último rechazó el recurso por adolecer de manifiesta falta de fundamento, con lo que quedó a firme el fallo de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas , que en su parte medular declaró: “Se acoge la oposición a la regularización a través del Decreto Ley 2695, del inmueble ubicado en esta ciudad, calle Blanco Encalada Nº301, disponiendo que se inscriba el mismo a nombre de la sucesión quedada al fallecimiento de don Andrés Stambuk Ursic”.

Para resolver la disputa, los jueces tuvieron por acreditado el hecho que Andrés Stambuk había sido uno de los socios de la Sociedad Carnicería Libertad; que dicha sociedad, en conjunto con otras personas, fue poseedora inscrita del inmueble que estuvo afecto a declaración de irregular y que fue recepcionado definitivamente; que en la certificación sobre deuda de bienes raíces figuraba como propietario del inmueble Andrés Stambuk y Cía; que en el avalúo fiscal válido para el segundo semestre de 2003, se consignaba como propietario a Andrés Stambuk y Cía; que según certificado de inscripción de posesión efectiva de don Andrés Stambuk, ésta se concedió a sus hijos Patricia y Juan Stambuk Mayorga; y que por carta de 11 de agosto de 2004 de la directiva del Club Carlos Dittborn dirigida a Patricia Stambuk se manifestó haberse informado que el bien raíz en disputa pertenecía a la Sociedad Stambuk o bien que se imaginaban que era de la familia Stambuk, pidiendo que se las ceda en comodato o donación, declarando que la ocupación que han hecho ha sido sin desconocer dominio ajeno.
Ejecutoriado el fallo, la Corte de Apelaciones decretó con fecha 24 de junio el cúmplase, correspondiendo ahora que se remita el expediente a la seremi de Bienes Nacionales para la regularización del dominio de la propiedad.