Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

Familia volcó dos veces en vehículos distintos en sector del río Rubens

Un doble accidente de similares características afectó ayer a una familia cuyo vehículo volcó en el sector del puente sobre el río Rubens, y tras ser auxiliada por otro automovilista volvió a ser víctima de un nuevo volcamiento, a 5 kilómetros de distancia.
[…]

Por La Prensa Austral Miércoles 2 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
120
Visitas


Un doble accidente de similares características afectó ayer a una familia cuyo vehículo volcó en el sector del puente sobre el río Rubens, y tras ser auxiliada por otro automovilista volvió a ser víctima de un nuevo volcamiento, a 5 kilómetros de distancia.
Los hechos comenzaron a registrarse a las 9 de la mañana de ayer en momentos en que el conductor de la camioneta Toyota Hilux, año 2013, patente FSVV-72, identificado como René Carrasco Lincomán, de 46 años, lo hacía por la Ruta 9 Norte en dirección a Punta Arenas. Al llegar a la altura del puente sobre el río Rubens (kilómetro 183) debido a la escarcha perdió el control del móvil, impactando la barrera de contención con la parte trasera derecha del vehículo, volcándose en el lugar.
Carrasco Lincomán viajaba acompañado de su grupo familiar compuesto por tres adultos y tres menores de edad (siete pasajeros en total). Cuando se encontraba auxiliando a sus acompañantes, se detuvo en el lugar el vehículo marca Ssanyong patente FYJW-91, modelo Korando, año 2013, color negro, conducido por Luis Fernández Delgado, de 38 años, quien viajaba acompañado de un adulto y un menor.
Fernández Delgado procedió a prestarle ayuda a las víctimas, trasladando a tres menores y dos adultos en dirección al Servicio de Urgencias del Hospital Augusto Essmann de Puerto Natales. En su viaje hacia la capital de Ultima Esperanza, y a cinco kilómetros de distancia del primer accidente (kilómetro 188), también debido a la escarcha presente en la ruta perdió el control del móvil, chocando la solera existente en la berma de la ruta para luego terminar volcado.
Hasta este segundo accidente llegó personal del Samu del Hospital de Puerto Natales y de la Unidad de Rescate del Cuerpo de Bomberos, que trasladaron a la totalidad de los lesionados al Servicio de Urgencias, siendo atendidos por el médico de turno.
A raíz de la serie de accidentes los pasajeros del primer vehículo, identificados como Rita Toro Narváez, de 47 años, resultó con un hematoma costado derecho y una herida contusa región frontal de carácter menos grave; Camila Carrasco Toro, de 20 años, con un hematoma palpebral superior izquierdo, herida erosiva muslo izquierdo, carácter leve y Luis Carrasco Toro, de 10 años, con una herida ciliar derecha, de carácter leve. El resto de los pasajeros identificados como Mario Carrasco Toro, de 22 años, Bruno Hernández Carrasco, de 4 años, y Benjamín González Carrasco, de 1 mes y 20 días, con lesiones menores.
Por su parte, los acompañantes del segundo vehículo identificados como Jacqueline Aparicio Hidalgo, de 46 años, resultó sin lesiones y Maite Fernández Ruiz, de 5 años, una erosión postrauma de carácter leve provisorio.
Los vehículos fueron entregados a sus respectivos propietarios, quedando los conductores en espera de citación por parte de la Fiscalía.
Vuelca vehículo PDI
Pero la serie de accidentes no se detendría allí, ya que ante la emergencia que provocó este doble accidente, una serie de organismos se dirigieron al lugar a prestar ayuda, entre ellos, un carro de la Policía de Investigaciones, el cual antes de llegar al sitio del segundo accidente para prestar ayuda, se salió de la ruta aproximadamente en el kilómetro 200, en el sector de la estancia Iván. Afortunadamente los tres funcionarios de la PDI que iban a bordo, resultaron con lesiones leves.
Ante esta cadena de accidentes, Carabineros reiteró a los conductores a adoptar las máximas medidas de seguridad en los traslados desde Puerto Natales a Punta Arenas y viceversa, recomendando programar con tiempo los viajes y horarios, adoptando la precaución y la moderación tanto en la conducción como en la velocidad de los vehículos y, en lo posible, viajar preferentemente de día.