Necrológicas

Familiares de personaje urbano preocupados por su incierto proceso de recuperación

Denuncian falta de preocupación de conductor protagonista del accidente.

Por La Prensa Austral Viernes 7 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
71
Visitas


A tres días del violento atropello que sufrió en el cruce de calle Capitán Juan Guillermos y Avenida Eduardo Frei, Sergio Mansilla Alvarado, un conocido personaje urbano, continúa su proceso de recuperación en la Unidad de Cirugía luego de estar dos noches en la Unidad de Tratamiento Intermedio del Hospital Clínico por las fracturas de cráneo y heridas sufridas tras ser embestido por un taxi colectivo de la línea 800.

Luego de ser trasladado hasta el tercer piso del centro asistencial durante las primeras horas de ayer, el popular “Checho” está de mucho mejor ánimo y más tranquilo. “De hecho ya quiere irse a su casa y pide que le dé unos cigarritos”, señaló a La Prensa Austral su hermana, María Mansilla Alvarado, precisando que “lo mantendrán en observación y alimentado con dieta blanda por sus lesiones”.

Recordó que tras el violento golpe su hermano “sufrió dos fracturas en su cabeza y una en la clavícula, aparte de los golpes. El dice que no se recuerda de nada y cuando me vio por primera vez, después del accidente, me dijo que se había caído”, explicando que nunca había sufrido un accidente de tal magnitud y añadió que “todos los días sale un rato a caminar y le pide ‘puchos’ a la gente o unas monedas; una hora a lo mucho se tarda y vuelve a ver la tele”, relató la mujer que vive en la villa Alfredo Lorca.

“Checho” vive con ella y su esposo. Al respecto se mostró preocupada por el complejo proceso de recuperación que deberá enfrentar en los próximos días su hermano, de 55 años. “Será complicado, pero no lo podemos dejar solo; siempre hemos podido solos y así seguiremos”, añadiendo que en su familia son tres hermanos y tres hermanas.

Sobre la enfermedad que afecta a Sergio, su familiar indicó que “es como un niño de 10 años. Cuando era muy chico, alrededor de los cinco años, le dio una meningitis y después de eso ya nunca volvió a ser el mismo y ahora también es esquizofrénico, pero es muy bueno, no molesta nunca a nadie”, relató con gran sentimiento e impotencia la mujer, denunciando que “hay gente muy inconsciente y mala que lo llaman desde su auto para darle plata y luego le aprietan su mano con la ventana y avanzan”. Sólo espera que se recupere y pueda salir adelante.

“Esperamos que siga recuperándose y que los médicos nos digan cuánto tiempo estará en el hospital. Ya le dije que debe olvidarse del cigarro y se ríe. Está mucho mejor y ya pasó el susto del primer día”, admitió María.

Por otra parte, expresó su molestia “por la falta de preocupación que ha mostrado el conductor que lo atropelló”, agregando que el día del accidente el chofer le dijo “que no lo había visto y que lo disculpara y nunca supe nada más. No ha llamado más. Me imagino que él tiene familia también”. Por su eventual responsabilidad en el accidente, el fiscal a cargo formalizó al chofer de la línea de taxis colectivos 800, Ricardo Cárcamo Mancilla.