Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Fiesta de la Inmaculada Concepción tuvo rostro de niño

“Lo más bonito de este año fue juntarnos todos los sábados, compartir más con los chicos y hacer nuevas amistades”. Con estas palabras, Gabriel Pérez, 13 años, alumno del Instituto Don Bosco, resumió la alegría de muchos niños magallánicos que ayer vivieron su Primera Comunión, como lo hizo él en la iglesia Catedral.
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 9 de Diciembre del 2011

Compartir esta noticia
15
Visitas


“Lo más bonito de este año fue juntarnos todos los sábados, compartir más con los chicos y hacer nuevas amistades”. Con estas palabras, Gabriel Pérez, 13 años, alumno del Instituto Don Bosco, resumió la alegría de muchos niños magallánicos que ayer vivieron su Primera Comunión, como lo hizo él en la iglesia Catedral.

Como es tradición en la diócesis magallánica, la celebración de este sacramento coincidió con la celebración del día de la Inmaculada Concepción, y también dio lugar a muchas confirmaciones en las distintas comunidades parroquiales.

La Prensa Austral dialogó con algunos de los 35 niños que dieron este paso tan importante junto a Cristo ayer a las 10 horas en el templo Catedral.

Se sintieron
acompañados

“Me sentí bien (en esta ceremonia) y acompañada igual de toda mi familia y de mis amigos”, señaló Paulina Cabezas, 14 años, del Colegio Pierre Faure, quien preparó este sacramento dos años en su establecimiento. Valoró este paso en su vida para impartir los valores del día a día, al sentirse ahora más cercana a Jesús.

Javiera Gallegos, 10 años, del Colegio Pierre Faure, y Fabiola Valderas, 11 años, del Colegio Punta Arenas, se pusieron de acuerdo para vivir este proceso por inquietud propia. Para ambas, lo más lindo fue compartir con sus pares y, lo más importante, vivir la ceremonia de ayer, que no estuvo exenta de nervios. Tras este momento, los esperaba un rico desayuno.

Sebastián Díaz, 13 años, del Colegio Pierre Faure, se sintió más maduro al cumplir una nueva etapa en la vida. Tanto, que ya piensa participar en scouts el próximo año y, por lo pronto, compartiría una fiesta en la casa de su primo Gabriel Pérez.

El colorido y alegría de esta fiesta mariana también se volcó a las calles durante la tarde, al preparar cada parroquia procesiones y actividades especiales en forma interna.