Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Fiscal regional, Juan Agustín Meléndez: “Magallanes ha mantenido el número de denuncias”

Personero expresó su confianza que durante la Ley de Presupuesto 2012 pueda sancionarse el plan de fortalecimiento de la Fiscalía de Chile, reforzando la dotación de funcionarios para enfrentar la mayor carga de trabajo.

Por La Prensa Austral Miércoles 11 de Enero del 2012
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
26
Visitas


Un aumento de juicios orales, con 77 respecto a los 69 del año 2010 (y 71 de 2009), reconoció el fiscal regional de Magallanes, Juan Agustín Meléndez, dentro de los indicadores de 2011, con un incremento de 10 por ciento en esta materia. Ello implica un mayor trabajo si se mira el número de fiscales que hay en la región -al menos un juicio por fiscal-. Además se trata de delitos de connotación social, con penas altas, que no permiten una salida por otro sistema.

El profesional manifestó que Magallanes es una región que ha mantenido el número de denuncias en el último tiempo, según los indicadores, cuya cifra respecto al resto del país resulta bastante interesante. “También hay que tomar en consideración las situaciones que se han vivido en otras regiones del país, como por ejemplo el efecto del terremoto, que también influyó en una disminución en ciertos meses en la comisión de delitos, aunque hoy también se están estandarizando”, añadió.

De 12 mil casos denunciados en el año a nivel regional, hasta noviembre se apreciaba un predominio de los delitos contra la libertad e intimidad de las personas (1.411), hurtos (1.151), lesiones (1.802), otros delitos (1.867) y otros delitos contra la propiedad (1.068).

En los de mayor connotación mencionó 11 homicidios (3 más que 2010), 182 delitos sexuales (21 menos que el año pasado), 174 robos (28 menos) y 159 de la Ley de Drogas (un incremento de 9).

Recarga
Por otro lado, destacó que la Fiscalía de Chile presentó al gobierno un plan de fortalecimiento de la institución, que se espera sancionar durante la Ley de Presupuesto 2012, “y ahí estamos muy confiados en que se van a recoger todos estos estudios que efectuó la Fiscalía”, que con parámetros internacionales muestran la necesidad de fortalecer el Ministerio Público.

Esta mayor carga de trabajo es una realidad, expresó, y para ello basta mirar en los últimos siete años las nuevas figuras que han ingresado al campo del Derecho Penal, con todos los delitos de violencia intrafamiliar, la Reforma Penal Adolescente (con el discernimiento a partir de los 14 años) y el traspaso que tuvo la Justicia Militar en ciertos aspectos hacia lo penal. Asimismo, por mandato constitucional, la Fiscalía tiene a su cargo el brindar la protección a víctimas y testigos, además de la persecución penal.

Preocupación
En materia de aumento delictivo, remarca que esta región se mantiene muy pareja en cuanto a la gama de delitos que históricamente se han conocido por todos: “Siguen existiendo las figuras que todos hemos conocido, sin que tampoco se dispare proporcionalmente uno respecto de otro. Pero seguimos notando una fuerte presencia de delitos de Vif, no obstante que si nos comparamos con el resto del país la cifra no es tan significativa, pero lo correcto no es compararse con otras regiones”.

Meléndez mencionó también muchos casos de menores de edad cometiendo delitos, “y siguen existiendo como siempre, lamentablemente, muchos delitos de connotación sexual”. También le llamaron la atención algunos delitos de robo como el de un cajero automático con oxicorte, que no se había visto en esta región.

Fallos
A nivel de la violencia intrafamiliar mencionó como novedoso el caso del femicidio frustrado en Porvenir, que se falló hace algunas semanas, y que fue el primer fallo en la región en que los jueces recogieron la nueva figura del femicidio.

En un fallo emblemático se constituyó el asesinato del pescador Hernán Ojeda, en Ultima Esperanza, en el que resultó condenado Pablo Sixto Ayancán, pese a que nunca se pudo encontrar el cuerpo, lo cual marcó un precedente a nivel nacional. Para Meléndez, la lección aquí fue el trabajo en equipo y la coordinación con ambas policías para trabajar distintos aspectos del caso, y muy fuertemente la decisión de la Fiscalía de seguir adelante con este caso, porque “si no lo hubiésemos llevado a juicio nadie nos habría criticado”.

En relación a casos como el crimen de una ciudadana dominicana, en que no se logró acreditar que el inculpado era el autor material, indicó que “el sistema está establecido de la forma que todos conocemos: la Fiscalía acusa a las personas cuando adquiere la convicción que es el autor de un delito. Y la persona que es acusada, por cierto, tiene todo el derecho a ser defendida y tiene a su defensor. Pero quien resuelve es un tercero, que son los jueces, y la opinión de los jueces es de absolución y hay que respetarla. El sistema opera bajo esa premisa”.

Remarcó que su función aquí es hacer uso de los recursos procesales, “y nosotros lo hicimos, pero los magistrados fueron de una opinión distinta a la de la Fiscalía. (El caso) queda inconcluso en cuanto a determinar judicialmente quién es el responsable de esto, porque fue absuelto”.