Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Formalizan a cuatro comerciantes de ZF por contrabando y falsificación de marcas

Juzgado de Garantía refrendó acuerdo reparatorio en dinero y la destrucción
de especies incautadas para impedir su comercialización.

Por La Prensa Austral Martes 29 de Noviembre del 2011

Compartir esta noticia
343
Visitas


Los ejecutivos de cuatro empresas de la Zona Franca fueron formalizados ayer a raíz de una denuncia de la empresa Sanrio Company Ltda. por los delitos de contrabando aduanero e infracción a la Ley de Propiedad Industrial.

Con presencia de Felipe Pavez, abogado que representa a la marca Hello Kitty a nivel nacional, comparecieron ayer a audiencia de formalización de la investigación el singapurense Pishu Udharam Lakhani, por Comercial Ramayana Ltda.; Raúl Aravena Puelma (en representación de Alejandro Sánchez Doberti), por Sánchez & Sánchez; Prem Mayani Mayanani, por Importadora New Ark Ltda.; y Suresh Ramchandani, Comercial Jassumal Ltda.

Los ejecutivos fueron patrocinados respectivamente por los abogados Francisco Cárdenas, Juan Carlos Sharp y, en el caso de los dos últimos, por Luis Díaz Coñuecar.

La fiscal Alejandra Guevara basó la formalización de cargos en los antecedentes aportados por el afectado, quien detectó que las mencionadas empresas habían importado artículos con apreciables similitudes a los de la marca registrada Hello Kitty. En este caso, haciendo uso de la denominación Hello Swettie, estos productos presentan figuras, diseños y colores similitud total al personaje Hello Kitty, cuya propiedad la tiene Sanrio Company Ltda.

En la formalización hizo presente que en agosto pasado se constató que en el recinto de Sánchez & Sánchez había 22 carteras sin marca de la mencionada denominación, al igual que 250 carteritas sin marca amparadas por reexpedición.

Acerca de los otros comerciantes, en base a artículos ingresados entre 2009 y 2011, se estableció que New Ark había traído 21 docenas de peluches de diversos tamaños con diseños en el rostro de Hello Kitty; Jassumal Ltda. mantenía 62 relojes con logos en el diseño; y Comercial Ramayana, 128 lápices pasta, diversas figuras con logos, un bloque de más de 268 unidades de lápices pasta y un set de 50 billeteras con reloj.

Salida
alternativa

En la audiencia de ayer, dirigida por el juez de garantía Juan Olivares, la representante del Ministerio Público, previa conversación entre las partes, allanó una salida alternativa a través de un acuerdo reparatorio respecto al delito de infracción a la Ley de Propiedad Industrial.

Acerca del delito aduanero, en lo referido a Sánchez & Sánchez, el 27 de octubre se estableció que el Servicio Nacional de Aduanas renunció a la acción penal (bajo la figura de compra de dicha acción) previo pago en efectivo de 167.566 pesos (100 por ciento del valor moneda del objeto ilícito). Por ende, se procedió a pedir al tribunal que decrete el sobreseimiento definitivo y parcial en lo que dice relación de la investigación por contrabando aduanero.

En cuanto al delito marcario, como acuerdo reparatorio la empresa se comprometió a cancelar 2 mil dólares (poco más de un millón de pesos) a favor de la compañía afectada (ya pagados al día de ayer) y proceder a la destrucción de estos artículos importados en poder de Aduanas dentro de los próximos 15 días, junto con asumir el costo de ello.

Para las restantes tres empresas formalizadas también se planteó el acuerdo reparatorio, entregando cada una 300 mil pesos al abogado del representante de la marca. Esto se materializó en la misma audiencia. En tanto, se acordó que todas ellas también debían proceder en los próximos 15 días, con costos propios, a destruir los productos en cuestión, para impedir su comercialización posterior. Esto deben acreditarlo ante la Fiscalía con la respectiva documentación de Aduanas.

El Juzgado de Garantía refrendó estos acuerdos. En el caso de Mayani, no existe obligación pendiente para destruir la mercadería, pues ésta ya había sido comercializada. Al no estar presente la abogada de Aduanas, se fijó audiencia para el 3 de enero a las 9,30 horas para ver el beneficio de la compra de acción penal.