Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Formalizan investigación contra sacerdote de Puerto Williams

A primera hora de ayer y acompañado de un grupo de personas que en todo momento se preocupó en cubrir el rostro del religioso, llegó ayer al Juzgado de Garantía, Luis Melchor Juragaro Manaideke, párroco de Puerto Williams, quien está siendo investigado por el delito reiterado de violación de la intimidad de las personas.
[…]

Por La Prensa Austral Martes 13 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
8
Visitas


A primera hora de ayer y acompañado de un grupo de personas que en todo momento se preocupó en cubrir el rostro del religioso, llegó ayer al Juzgado de Garantía, Luis Melchor Juragaro Manaideke, párroco de Puerto Williams, quien está siendo investigado por el delito reiterado de violación de la intimidad de las personas.

Así se lo comunicó el fiscal Fernando Dobson, quien comentó que el presbítero está siendo requerido porque en su poder se encontraron grabaciones que habría realizado con su cámara digital, la cual conectaba a la televisión de la parroquia, mientras que mujeres de diferentes edades iban al baño del templo. El fiscal añadió que se encontró material de al menos siete mujeres, todas quienes se reconocieron al ver las imágenes.

“Hoy formalizamos la investigación de los hechos que venían ocurriendo desde octubre de 2011 hasta agosto de este año, y en consideración de que el imputado no registra una estabilidad definitiva en la zona, siendo éste de nacionalidad colombiana, es por lo que se solicitó el arraigo regional mientras dure la investigación”, señaló.

Respecto de las motivaciones del sacerdote para efectuar las filmaciones, el fiscal declaró que él no entregó una explicación en orden al por qué de su conducta. No obstante, señaló que esta le generaba cierto tipo de placer, pero no hay un motivo racional ante estos hechos, justificando principalmente los actos con que la rutina lo estaba afectando, y esta actividad le habría parecido entretenida y satisfactoria.

Según Fernando Dobson, este delito contempla una pena de 61 días de prisión, pero que en su grado de reiterado puede llegar hasta cinco años, además de multas que van de 50 a 500 UTM (hasta 19.980.000 pesos).

Al finalizar la audiencia, dos mujeres y un hombre que acompañaban al párroco intentaron obstruir el trabajo de la prensa, impidiendo que se le hicieron preguntas al sacerdote, quien por cierto, se cubrió el rostro con una bufanda y un jockey.