Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Fuerte Bulnes aspira a convertirse en el gran centro de visitantes de Punta Arenas

Que los magallánicos se conviertan en los verdaderos promotores de uno de los sitios históricos más representativos de la región.
[…]

Por La Prensa Austral Jueves 12 de Enero del 2012

Compartir esta noticia
147
Visitas


Que los magallánicos se conviertan en los verdaderos promotores de uno de los sitios históricos más representativos de la región.
Ese es uno de los muchos desafíos autoimpuestos por la empresa que tiene a su cargo la concesión de la administración del Fuerte Bulnes.

El recinto, ubicado a unos 60 kilómetros al sur de Punta Arenas, está bajo la administración de Parque Historia Patagonia Fuerte Bulnes & Puerto del Hambre, firma conformada por dos familias magallánicas que esperan otorgarle al lugar la relevancia que tuvo por décadas y que perdió por causa del abandono en que se encontró durante los últimos años.

Randall Twyman, gerente de operaciones de la compañía, señala que la concesión de las 130 hectáreas que comprenden el Fuerte Bulnes y Puerto del Hambre se extiende por un periodo de 25 años. Hasta ahora se ha trabajado en el hermoseamiento de las instalaciones y las réplicas del asentamiento humano que hubo en el lugar durante el siglo XIX.

A la habilitación de servicios higiénicos se suma una cafetería que incluye la venta de artesanías y souvenirs. Se habilitaron senderos para favorecer el desplazamiento del público y se está trabajando en nuevos espacios para el recorrido de los visitantes. Entre otras ideas, está el proyecto de dar forma a un circuito que vaya por la costa y que permita aprovechar la imponente vista del lugar.

Uno de los esfuerzos más relevantes que los inversionistas pretenden concretar está en la construcción de un centro de visitantes, que incluya una muestra museográfica y toda la información necesaria para realizar una variedad de circuitos y recorridos. Todo esto se concretará una vez que el Consejo de Monumentos Nacionales dé luz verde al inicio de las construcciones que ya cuentan con la aprobación del sistema de evaluación de impacto ambiental.

“Nosotros queremos mostrar que el parque es más que las instalaciones del Fuerte Bulnes, y que hay que considerar el área que corresponde a Puerto del Hambre. Por eso la importancia del centro de visitantes que vamos a construir y a partir del cual queremos iniciar todas las excursiones por el sector”, explica.

Enlace con la comunidad

La empresa concesionaria se comprometió a invertir 3,3 millones de dólares durante el periodo que tenga a su cargo el recinto.
Twyman considera que los recursos que se inviertan ayudarán a resaltar la importancia histórica del lugar y la belleza natural de los alrededores. Todo ese esfuerzo quiere enlazarlo con un trabajo cohesionado que se realice con la comunidad. A futuro visualiza recreaciones históricas, presentaciones artísticas y, en general, actividades que ayuden a posicionar al Fuerte Bulnes como uno de los hitos históricos de la colonización de Magallanes.

Desde su perspectiva, está claro que el Parque Nacional Torres del Paine sigue siendo el destino más explotado de la región. Aún así otros lugares como Punta Arenas deben comenzar a preocuparse en serio por mostrarse con alternativas originales que den cuenta de su importancia geográfica e histórica. “No tenemos el Paine y tampoco glaciares. Va a llegar un momento en que se consolide el aeropuerto de Puerto Natales y ahí vamos a tener que hacer algo si en Punta Arenas no ofrecemos productos y servicios que valgan la pena y que hagan que el turista se quede acá unos días”, refuerza.