Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Fuerte resguardo policial impidió que un centenar de alumnos se acercara al hospital

Secundarios y universitarios se reunieron para marcar presencia y manifestarse en contra de la actitud que ha adoptado el gobierno ante el conflicto estudiantil. “Estamos ante un Presidente sordo”, expresaron.

Por La Prensa Austral Miércoles 5 de Octubre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
26
Visitas


“Queremos conocer a nuestro Presidente”, ironizaban los estudiantes ante el bloqueo policial que les impedía avanzar hacia el Hospital Clínico en cualquier intersección con Avenida Frei cercana al recinto de salud. También fue cortada Avenida Los Flamencos.

Y es que ante la fugaz visita del Primer Mandatario, Sebastián Piñera, la idea de los alumnos era que, al menos, los viera. “Nuestro objetivo es acercarnos a este Presidente sordo, que no nos quiere escuchar. Queremos que nos vea, que sepa que estamos presentes y que no nos va hacer callar”, expresó el estudiante de Pedagogía en Historia de la Universidad de Magallanes (Umag), Javier Muñoz.

Esto no fue posible porque Carabineros desplegó un gran contingente policial en el perímetro del centro asistencial donde arribaría Piñera para su inauguración. Con vallas y carros policiales bloquearon el tránsito de las calles perpendiculares a la avenida principal e impidieron el ingreso de los manifestantes por todos los sectores aledaños al hospital.

“Nos juntamos en la Umag, transitamos por Avenida Los Flamencos y nos encontramos con piquete de 20 carabineros. Bajamos y volvimos por villa Las Nieves donde también nos negaron el paso”, relató el presidente del Centro de Alumnos del Liceo Contardi, Patricio Toro.

En ese punto, efectivamente, el despliegue de seguridad era considerable y no dejaron ingresar a ningún peatón. “Es lamentable, porque quiere cercanía con la ciudadanía y nos reprime. Ahora quiere legislar para convertirnos en criminales. Eso es inaudito”, agregó el alumno secundario, Leonardo Tobar. Además, denunciaron que Carabineros les solicitó cédula de identidad para control de identificación y, en algunos casos, se las retuvo sin justificación.
Un grupo menor de jóvenes sí tuvo acceso al recinto hospitalario mediante vehículos y lograron inmiscuirse en la ceremonia, incluso, vistiendo uniforme. Durante el acto no se registró ninguna interrupción, pero a la salida arrojaron panfletos con la impresión de un billete de mil pesos que versaba “El circo de Chile” con una imagen de Piñera (reemplazando a Ignacio Carrera Pinto) y a un costado la frase: “la única lacra es el lucro”.

“Gracias Bachelet”

Junto con los estudiantes, se encontraba un grupo del Partido Socialista (PS) que portaba un lienzo que decía “Gracias Bachelet”, haciendo alusión a que la obra del Hospital Clínico no es producto de este gobierno, tal como reconoció Piñera en su discurso.

“Este hombre le tiene miedo a la ciudadanía”, expresaron.

Para el presidente del PS, Juan Marcos Henríquez, la presencia del Presidente “no significa nada”, porque “se reunió con los partidos de la Alianza y su única actividad es obra de Bachelet y la Concertación”.

Además, manifestó su molestia por el fuerte resguardo policial. “El gobierno ha demostrado poca capacidad democrática, graficada en estas rejas, que están impidiendo la participación ciudadana”, precisó.

Detenidos

En el transcurso de la inauguración del hospital seis personas resultaron detenidas por Carabineros. El accionar policial fue cuestionado por los estudiantes, ya que no se registró ningún tipo de desorden como para tomar medidas de fuerza.
El vicepresidente del Centro de Alumnos de Pedagogía en Historia de la Umag, Paulo Galaz, dijo que a cinco de sus compañeros los “echaron sin razón” del hospital y que a uno de ellos lo detuvieron. “Yo estaba con él, nos pidieron a los dos el carné y salimos afuera. A él le quitaron el gorro y tuvo un intercambio de palabras con el mayor Benavides (comisario de Carabineros) porque se puso a alegar para que no lo sacaran”, relató, asegurando que lo mantuvieron al interior del carro policial hasta el término del acto.

“¿De qué democracia estamos hablando?”, se preguntó molesto el estudiante, señalando que lo único que querían era manifestarse de manera pacífica.