Necrológicas

Funcionario judicial demanda al Estado en $376 millones

El Tercer Juzgado de Letras de Punta Arenas admitió a trámite una demanda civil de indemnización de perjuicios en contra del Estado de Chile, iniciada por el ex administrador del Juzgado del Trabajo de esta ciudad, Patricio Acuña Muñoz. El demandante calculó los perjuicios en 376 millones de pesos.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 21 de Enero del 2013

Compartir esta noticia
190
Visitas


El Tercer Juzgado de Letras de Punta Arenas admitió a trámite una demanda civil de indemnización de perjuicios en contra del Estado de Chile, iniciada por el ex administrador del Juzgado del Trabajo de esta ciudad, Patricio Acuña Muñoz. El demandante calculó los perjuicios en 376 millones de pesos.

El funcionario judicial se vio en la obligación de dejar la región en 2010 tras denunciar ante el Pleno de la Corte de Apelaciones el acoso laboral del que venía siendo víctima de parte de su superior, la jueza del Trabajo, Cecilia Agüero Calvo.

“El acoso al que fui sometido, fue no sólo inesperado sino tensionante”, subrayó, al dar cuenta en su presentación que diariamente era atacado y denigrado.

“Es paradójico que tratándose de un ente del Estado creado para hacer valer los derechos de los trabajadores, el propio administrador del Tribunal se haya desempeñado en un ambiente laboral hostil y negativo, siendo objeto de un trato inadecuado, muchas veces degradante y humillante, que en forma permanente lindaba con el acoso laboral”, se plantea en la demanda.

Pese a que Patricio Acuña ostentaba el cargo de administrador del Juzgado del Trabajo desde el 16 de octubre de 2006, adjudicado mediante concurso público, en definitiva era la jueza Cecilia Agüero quien tomaba las decisiones, por lo que en opinión del demandante “se infringió sistemáticamente la normativa que dispone la separación de funciones”.

El reclamo formulado en su oportunidad por el administrador ante la Corte de Apelaciones, dio lugar a una investigación administrativa, la que al final, en votación dividida de 2 a 1, se decide no tomar medidas en contra de la jueza Agüero. Empero, en la revisión realizada por la Corte Suprema, se resolvió aplicar a la magistrada una sanción de amonestación privada, lo que no hace más que confirmar el maltrato y acoso laboral en contra del afectado.

Ante el miedo de perder su fuente laboral, Patricio Acuña se vio forzado a solicitar el traslado a un cargo de menor categoría, con una renta inferior, con los costos económicos que ello implica y los costos familiares asociados. Actualmente cumple funciones en un Tribunal de Valdivia.

La demanda de indemnización de perjuicios es patrocinada por el abogado Guillermo Ibacache y está dirigida en contra del procurador fiscal con asiento en Punta Arenas, Michael Wilkendorf.

Recientemente el juez del Tercer Juzgado de Letras, Marcos Kusanovic, la acogió a trámite la acción civil, y ordenó su notificación al demandado.