Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Gasco está disponible para participar en un consorcio que invierta en una planta de gasificación de carbón

El gerente general de Gasco S.A. Gerardo Cood, afirmó que una de las alternativas que hoy día se presenta como más viable para dar una solución de largo plazo a la crisis energética de Magallanes es instalar una central productora de gas natural sintético a través de la gasificación del carbón y que la compañía estaría disponible para participar en un consorcio que realice la millonaria inversión.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 13 de Octubre del 2012

Compartir esta noticia
32
Visitas


El gerente general de Gasco S.A. Gerardo Cood, afirmó que una de las alternativas que hoy día se presenta como más viable para dar una solución de largo plazo a la crisis energética de Magallanes es instalar una central productora de gas natural sintético a través de la gasificación del carbón y que la compañía estaría disponible para participar en un consorcio que realice la millonaria inversión.

Cood imprimió un sentido de urgencia a este problema, señalando que es indispensable adoptar una decisión “muy luego”, considerando que implementar cualquier alternativa –como es en este caso- tomará unos tres a cuatro años en ser materializada.
Cood estuvo en la zona sosteniendo diversas reuniones sobre el tema.

– ¿Cuál es la postura de la empresa frente a la falta de energía en el país y la necesidad de diversificar la matriz?

– “A nivel nacional, efectivamente estamos con un déficit que lo han demostrado y mostrado los distintos estamentos que participan en el sector eléctrico, de gas y de hidrocarburos, en general, en donde, probablemente, la política que hoy día tenemos como matriz no es capaz de satisfacer los proyectos que están en marcha, sobre todo en el ámbito minero.

“Entonces, tú me preguntas a mí qué pienso como empresa y como persona natural y te diría que tenemos que ser capaces de encontrar la matriz óptima. Ahora, de que los caminos que se han tomado para llegar a dónde estamos hoy día son o no los adecuados… Bueno, son los que están dentro de la ley. Yo me voy un poquito más al hecho. El hecho es que hoy día tenemos un déficit y ese déficit no es capaz de ser en el largo plazo sustentado para poder tener el país que queremos todos, con un crecimiento del 7% u 8%”.

– Al respecto, tanto las empresas del sector como las que puntualmente necesitan la energía han cuestionado duramente al gobierno. ¿Usted comparte esta crítica tanto como que el Ejecutivo ha dado malas señales al retirar algunos proyectos?

– “Mira, el retirar o no un proyecto va más allá de si el gobierno tenía o no atribuciones. Piensa que, incluso, en este caso, cuando uno ve los tres estamentos de lo que es un país, incluso el Poder Judicial ha tomado ciertas decisiones. Entonces, ¿cuestionar al gobierno? No, no, en lo absoluto.
“Lo que cuestiono, quizás, es no tener un organismo que sea capaz de compatibilizar lo que es el futuro que necesitamos respecto de los requerimientos. Y ese organismo -me da la impresión a mí- debiese ser suficientemente autónomo, de largo plazo para que traspase a los gobiernos de turno y que sea realista”.

– Cuando habla de este organismo, ¿qué es lo que está pensando? ¿En una nueva institucionalidad ambiental o en crear un mecanismo ad hoc que pueda proyectar el crecimiento del país y cuáles son las acciones a tomar para ello?

– “En ese organismo, debería participar el Poder Judicial, dado que hoy día tiene temas que están siendo abarcados por ellos; un Ministerio de Energía que antes no existía y que tiene hoy día cierto poder claro; y, por otro lado, todo lo que es el sector privado que muestre todos los proyectos que existen sobre la mesa; como cuarto elemento, el Ministerio de Medio Ambiente. Por ejemplo, cuando tú haces una proyección de que tu matriz necesita un 20% de energías renovables no convencional y, claramente, es demasiado caro para que los chilenos lo podamos pagar, entonces, hay que hacer una redefinición. Entonces, este organismo tiene que ser multidisciplinario”.

Crisis gasífera en Magallanes

– A nivel local, también estamos en medio de una crisis, que recién fue admitida hace unas semanas por el subsecretario de Energía y que habla de reservas sólo para dos años. ¿Cuál es la información que dispone Gasco y cuáles son sus planes?

– “No es fácil hablar de las reservas porque están las reservas probables, las probadas y las potenciales. Y las reservas son claramente el resultado del precio de un producto, es decir, si mañana definimos que –y hablemos de carbón que está más cerca y que ha bajado en un 35%- si el carbón sube un 80%, probablemente van a aparecer tres o cuatro alternativas más de extracción. En el caso del gas también. GeoPark parte justamente por un requerimiento de, porque los precios son más atractivos”.

Al respecto, el gerente regional de Gasco Magallanes, Oscar Facusse, dijo que no es tan automático contestar cuántas reservas quedan y que, más bien, la problemática inmediata pasa por los momentos peak de consumo en que podría existir riesgo la seguridad del suministro dada la estacionalidad invernal.

– Este invierno, se dijo que el gobierno pidió a algunas empresas reducir su consumo de gas y a otras usar alternativas para evitar, precisamente, que se produjera un peak que pusiera en riesgo el suministro gasífero.

– “Hay que diferenciar –retoma la conversación Cood- las holguras que maneja la empresa aguas arriba, respecto de la realidad. Probablemente la empresa está muy preocupada de que te gatillen las alarmas mucho antes de que te llegue a ti que eres la usuaria final. Raya para la suma: en invierno no hubo ninguna crisis real; de que estuvimos preocupados en algunos días específicos, efectivamente estuvimos preocupados”.
Facusse, en tanto, agregó: “Nosotros no tuvimos que cortar a nadie ni la autoridad nos dio ninguna instrucción al respecto”.

-Como empresa, ¿cuál es la postura respecto de la crisis gasífera y cuál ha sido la propuesta –si es que la han formulado- que han planteado al gobierno?

– “En el caso nuestro, como empresa distribuidora y como empresa que es regulada, probablemente podría existir –y no está existiendo, y eso lo quiero dejar bien claro- una postura tremendamente cómoda. Yo distribuyo…”.

– Sí, porque usted tiene un contrato y no es su problema de dónde Enap saca gas.

– “Sí, tengo un contrato y no es mi problema. Pero, ésta no es la postura que queremos asumir nosotros, porque Gasco Magallanes es parte de la comunidad cien por ciento. Estamos cumpliendo 31 años. ¿Qué es lo que estamos haciendo? Al respecto, me tomo las palabras de Sergio del Campo, en cuanto a decir qué alternativas existen hoy día. Existen múltiples alternativas. Hoy día la conversación está en torno a cuál es la alternativa más atractiva en términos de timing asociado, es decir, cuánto nos demoramos; en precio; accesibilidad; riesgo; y auto involucramiento y hoy día estamos cien por ciento involucrados. Si tú preguntas va a si vamos a ser los líderes de esto, bueno, no. ¿Vamos a ser parte de? De todas maneras. No nos sentimos capaces de liderar un proyecto como éste. Son inversiones importantes, hay que analizarlas una por una, pero sí estamos participando”.

– Pero, cuando dicen que están participando, ¿dónde, en qué instancia, a nivel de la intendencia, de la subsecretaría de Energía en Santiago?

– “¿Cuáles son las fuentes tradicionales que uno podría esperar que se desarrollaran? GNL, que es algo que existe en el resto del país y que ha demostrado que funciona bien; está la alternativa de propano aire que también existe en el país, en Santiago y en la VIII Región; existe la posibilidad de gasificación de carbón, en que ahí yo me centraría en que existe algo más concreto. De las otras alternativas tú tienes ya bastante información; entonces, más allá de decidir cómo desarrollarlo, hay que sentarse a ver cuánto costaría y si son viables o no y bajo ese esquema qué es lo potencialmente, bajo esta instancia, resulta más lógico de seguir ahondando.

“Ahora, ¿por qué voy al tema de la gasificación? Porque, en una primera instancia, los cambios tecnológicos que pasan en esta industria son impresionantes y vuelvo a lo que estamos conversando. Hace cuatro años, el precio del gas en EE.UU. era siete veces lo que es el precio hoy día; y ¿qué pasó? Se descubrió un shale gas que antes no existía. Entonces, hay que tener ojo cuando uno dice: “Esta es la alternativa hoy día”. Hoy día la mejor alternativa en este análisis preliminar sería la gasificación del carbón y ahí están involucrados hoy día en un estudio serio el Ministerio (de Energía), Methanex, Gasco y, en este caso, una de las empresas de carbón, pero, probablemente, al momento de definir si seguimos adelante quién suministraría el carbón, obviamente aparecen las dos: Invierno y Pecket”.

Solución con Methanex

– Uno de los peros para hacer comercialmente atractiva este tipo de inversiones es la demanda y esto puede desincentivar a los privados, pues se entiende que éstos no tienen por qué ser necesariamente solidarios.

– “En el mundo y ejemplos hay muchos, independientemente de que sea la empresa privada, el Estado existe para desarrollar y apoyar proyectos de esta naturaleza. Estamos en el caso de una zona extrema, con 130 mil habitantes, con temperaturas muy claramente por debajo del promedio y condiciones más extremas que en el resto del país. Por lo tanto, asumir que todo tiene que ser rentable a nivel global, creo que eso no existe. Y vámonos a un caso extremo: la Antártica. Allí no es rentable tener todos los campamentos de todos los países, pero sí se sigue adelante”.

– ¿Debiese, entonces, existir un subsidio?

– “No quisiera llamarlo subsidio, pero sí algún tipo de apoyo estatal, en una primera instancia, con la tecnología que existe hoy día y los recursos, sí debiese existir. Ahora, si tú me dices que todo esto debiese venir del Estado, creo que no. Una política subsidiaria de un Estado que te protege cien por ciento no es un acorde a una política de largo plazo y ahí es donde creo que estamos trabajando muy bien en conjunto con otras empresas. Y voy un poquito más a tu pregunta: la existencia o no de un gran cliente a mí me parece que es una oportunidad”.

– Es un atractivo.

– “Es un atractivo porque, al final, existe un incentivo para que existir, por ejemplo, los bloques…”.

-Sin embargo, hay gente que piensa lo contrario y que la solución pasa porque Methanex se retire de la región.

-“Pero, te lo hago súper sencillo: mañana Methanex se va de la región. El problema existe; quizás lo postergamos, pero el problema existe exactamente igual. Si tú eres de corto plazo y quieres posponer un problema, ¡perfecto, que se vaya Methanex! Pero eso no proporciona una solución a largo plazo”.

Alza de tarifa

-El problema del precio no va a ser menor. Ya hay organizaciones locales que han planteado que no van a aceptar el alza de las tarifas.

– “Hay que diferenciar lo que es la empresa privada de lo que es el gobierno. El gobierno aquí tiene un compromiso y lo hizo acá en forma categórica de que las tarifas no suben. No tengo tan claro el plazo, pero lo dijo. Nosotros, como empresa privada, somos regulada y tenemos que distribuir.

Entonces, lo que estamos viendo aguas abajo en el sentido de dónde podemos sacar gas, vamos a ver las mejores alternativas; el compromiso del gobierno, ¡bueno, nosotros ahí no podemos hacer nada!”.

Movigas

Cood también realizó una positiva evaluación de la marcha del proyecto de Movigas, si bien planteó que han dicho en todos los tonos que la empresa pierde todos los meses una cantidad significativa de recursos.

Valoró que hay compromisos mutuos y que creen que “vamos a llegar a un buen puerto”.

“Movigas ha sido un aporte a la comunidad. Demostramos al país que el sistema funciona, que hay 61 buses a gas con una contaminación, quizás, diez veces menor en el caso de un Transantiago y que este tipo de bus funciona”, remarcó.

Cuando se le plantea nuevamente el tema de las pérdidas, Cood dijo que Gasco tiene 153 años y Gasco Magallanes, 31 años. “Somos una empresa de muy de largo plazo. No por eso no te digo que no me preocupa el tema de Movigas. Pero, nuestra mirada es a muy largo plazo”, señaló.
Sin embargo, advirtió que una cosa es permitir tal nivel de pérdidas durante los dos años y medio en que regirá el actual contrato, y otra que se negocien las mismas condiciones una vez expirado el actual periodo.

“Lo que sí digo de inmediato es que no existe ninguna posibilidad de comerme las pérdidas luego de ello. O se negocian tarifas acorde al servicio o, lisa y llanamente, no seguimos”.