Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

Gerente del Parque Cruz de Froward asegura que sistema de drenajes funciona en forma normal

Asimismo, John Dick negó que exista contaminación de las aguas ya que éstas no van a un sistema de riego sino que desembocan directamente al mar

Por La Prensa Austral Lunes 22 de Agosto del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
20
Visitas


Preocupado por las informaciones difundidas que se refieren al sumario sanitario instruido por la seremi de Salud tras la denuncia por la inundación de tumbas, y que para él “no tienen toda la claridad que corresponde”, expresó el gerente general de Inmobiliaria Cruz de Froward, John Dick.

En lo referido a algunos sectores de la etapa I del Parque Cementerio Cruz de Froward, donde la profundidad de las aguas subterráneas partiría de 1,60 metro, manifestó como detalle importante que el momento en que se tomó la medición hubo lluvias bastante fuertes los tres o cuatro días previos. Asimismo, “hay que ver que el piezómetro mide cómo va bajando el agua, entonces no es que estén pegados en esa cantidad de 1,60 metro, es que en ese momento había 1,60 metro. En otro puede haber 50 centímetros, en otro 2,50 metros”.

Dick también refutó el aludido informe de un ingeniero hidráulico que apunta a que mientras estuviera flanqueado el cementerio por el estero Llau-Llau siempre tendrían problemas de infiltración de aguas: “nosotros tenemos un ingeniero hidráulico que hace clases en la universidad, que es el que ha hecho los estudios acá, y en su momento le preguntamos y dijo que la altura que existe de donde está el parque al río es de más de 10 metros. O sea, el agua no va a venir para arriba, al contrario, el agua va bajando, y el drenaje más profundo está a 5 metros, y le quedan todavía un montón de metros para llegar a la altura del río, entonces no tiene nada que ver”.

“Las aguas van al mar”

El ejecutivo además se refirió a la contaminación de las aguas en que figuran materias fecales, indicando que “puede ser, pero esas aguas no infringen ninguna norma. Aunque diga: excede la norma 133, no existe una norma para el tema del agua de la salida de los drenajes, porque no van a un sistema de riego, ni tampoco a contaminar un río que se use para agua humana o de riego, las aguas van directamente al mar. Entonces no son contaminantes”.

A partir de la muestra hecha al interior de una cripta, indicó que en ella salió que el agua perfectamente podría ingresar a los mismos sistemas de drenajes del parque, sin necesitar un sistema de drenaje adicional, “o sea también de que está normal. Y la mejor prueba es que el parque sigue funcionando, aunque haya muchas cosas que pueden impresionar”.

En relación al cuestionado tema de las tarifas, Dick expresó que éstas son informadas al cliente al contratar el servicio y además son conocidas por el Servicio de Salud y corresponden a su esquema de costos, no a un valor que hayan puesto en base a un tema comercial. “De hecho, una exhumación es bastante complicada. En este último punto han hecho ver: cuánta gente se exhuma en forma normal en un cementerio, ¿un 1 por ciento? Menos del 1, entonces no es un tema tampoco, y son temas que normalmente nosotros los hemos visto. Lo que pasa ahora es que hay una cosa emocional muy fuerte y hay más gente que quiere exhumar, ahí les empiezan a aparecer barreras para ellos, en el sentido que les dicen: sí, pero si usted quiere exhumar es para llevarlo, no para mirarlo. ¿Cómo no? No, porque no existe exhumación para mirar. Está establecido que una exhumación judicial la establece el juez para las pericias que quieran hacer o para un traslado”.