Necrológicas
  • Adolfo Fernando Méndez Valencia
  • Abelardo Segundo Bórquez Bórquez
  • Clara Velásquez Soto

Gobierno acoge parcialmente demandas locales del Agro, Transporte y Pequeña Industria

Eliminación de la depreciación inmediata, solicitada por Agia Magallanes, y aumento en topes máximos para acceder
a renta presunta para transportistas y sector agropecuario están entre las principales modificaciones.
Respecto a las propuestas de la CChC Punta Arenas, Hacienda mantuvo crédito especial del rubro
y precisó alza en gravamen sobre costo de construcción y no precio de venta de las viviendas.

Por La Prensa Austral Jueves 10 de julio del 2014

Compartir esta noticia
16
Visitas


El convenio transversal alcanzado entre el oficialismo y la oposición en torno a la Reforma Tributaria estaría recogiendo parcialmente ciertas demandas importantes señaladas por representantes regionales de la pequeña industria, el transporte y el sector agropecuario.
Al respecto, el protocolo de acuerdo firmado este martes recoge, en primer lugar, parte de las opiniones emitidas por la Asociación Gremial de Pequeños Industriales y Artesanos (Agia) Magallanes, eliminando el mecanismo de depreciación inmediata.
Según explicó el secretario regional ministerial (seremi) de Hacienda, Christian García, se incorporó un sistema de beneficio para el ahorro e inversión en que se elimina este mecanismo, pero donde se le permite a la empresa -si optó por el sistema de renta atribuida- hacer inversiones de hasta 4 mil unidades de fomento (UF), que pueden ser en equipamiento u otros, pudiendo rebajar el 20% de impuesto. En tanto, si se optó por el mecanismo de renta parcialmente integrada, se mantienen las 4 mil UF, pero la rebaja es de un 50%.
“Este es uno de los cambios más importantes impuestos en este acuerdo, junto a la instalación de un sistema voluntario para acceder al régimen de renta atribuida, o pasar al obligatorio que constituye el régimen parcialmente integrado”, sostuvo García.
Renta presunta
Un segundo aspecto relevante y que formó parte de las solicitudes de transportistas y ganaderos de la zona se relaciona con el paso del régimen de renta presunta a efectiva para empresarios con ventas sobre las 2.400 UF -equivalente a más de $57 millones-, tope máximo que fue modificado, con una propuesta que elevó este monto a 5.000 UF -sobre $120 millones- en el caso del Transporte, y de 9.000 UF -más de $216 millones- para el sector Agropecuario.
“Esta decisión fue en base a las consideraciones que se tuvieron por las conversaciones con cada gremio y es porque se estima que bajo esos tramos estamos realmente abordando a las Pymes, de ahí hacia arriba serían empresas más grandes en cada caso, tanto Transporte como el sector Agrícola”, expuso la autoridad.
Sobre los requerimientos de los ganaderos, representados por Asogama en la zona, sin embargo, se mantuvieron los montos escalonados de incremento en el impuesto a la renta, de acuerdo a lo planteado inicialmente por la reforma, esto para todos los sectores empresariales.
Al respecto, García explica que “el impuesto seguirá subiendo de la forma en que fue expuesto hasta que, en régimen, vamos a tener el 25% de impuesto (hacia el año 2018), eso si la empresa opta por el sistema de renta atribuida -que es voluntario- va a pagar un impuesto a la renta de un 25% y se le va a atribuir la renta al dueño para que, en ese caso, pague el global complementario, con derecho a utilizar como crédito, en contra del pago de éste, el 100% del Impuesto de Primera Categoría, eso no cambia, pero ahora es voluntario”.
No obstante, si la empresa escoge el llamado sistema parcialmente integrado, el impuesto a la renta de la empresa corresponderá a un 27% y el impuesto global complementario lo pagará el dueño cuando le entreguen los dividendos, es decir, cuando realmente perciba la renta. “Se le llama así, porque en lugar de ocupar el crédito del 100% del impuesto que pagó la empresa, sólo puede ocupar un 65%, o sea, se le da la posibilidad al empresario de diferir el impuesto en el tiempo, pero con un crédito menor u opta por pagarlo inmediatamente”, explicó el seremi.
Vivienda
En torno a los planteamientos realizados por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Punta Arenas, si bien, no se aplicaron cambios, sino precisiones sobre algunas materias, las nuevas indicaciones generaron una buena impresión en el gremio a nivel nacional.
Entre los cambios, el de mayor relevancia para la industria es la mantención del crédito especial a la construcción en un tope de 225 UF, recalcando que el cálculo se realiza sobre viviendas de hasta 2 mil UF del costo de construcción y no sobre el precio de venta.
Entre otros detalles, el protocolo clarifica que la aplicación de Iva no atañe a la venta de terrenos, así como a la venta de inmuebles beneficiados con subsidio. Asimismo, precisa que respecto del crédito hipotecario, la habitualidad está dada sólo para las empresas inmobiliarias. Por último, se aclara que el impuesto a la ganancia de capital se aplicará sobre las 8 mil UF, con independencia del número de viviendas. “Si exceden esa cifra, va a pagar impuesto, por cuanto este ítem está hecho lógicamente apuntando a las inmobiliarias que habitualmente venden lotes de viviendas”, concluyó García.