Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Gobierno regional corre riesgo de no ejecutar todo su presupuesto 2011

Magallanes podría perder el liderazgo alcanzado el año pasado como región con mayor eficiencia presupuestaria, luego de que se transparentara la información y se determinara que, a la fecha, sólo ha ejecutado el 46% de su presupuesto 2011, que incluye los recursos asignados a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional y Administrativo (FNDR) y el Fondo de Desarrollo de Magallanes (Fondema).
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 8 de Octubre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
29
Visitas


Magallanes podría perder el liderazgo alcanzado el año pasado como región con mayor eficiencia presupuestaria, luego de que se transparentara la información y se determinara que, a la fecha, sólo ha ejecutado el 46% de su presupuesto 2011, que incluye los recursos asignados a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional y Administrativo (FNDR) y el Fondo de Desarrollo de Magallanes (Fondema).

Si bien dicho porcentaje no dista mucho del promedio nacional (51%), colocó a Magallanes en el onceavo lugar de ejecución presupuestaria entre las quince regiones del país.

La situación fue informada por la renunciada jefa de la División de Análisis y Control (Dac) del gobierno regional, Verónica Peragallo, el lunes de la semana pasada, cuando expuso ante el gabinete.

Para algunos, la presentación de su renuncia y su regreso a la empresa privada se relacionó en alguna medida con este tema, al sentir que no habían tenido eco sus advertencias.

Sin embargo, en esferas de la actual administración se culpó en gran parte a dicha profesional y al anterior equipo de la intendencia de planificar mal el presupuesto y de no entregar la información requerida que hubiera posibilitado actuar en forma más oportuna.

Responsabilidades más, responsabilidades menos, lo cierto es que el nuevo jefe de la Dac, Luis Sáez, está a cargo de la urgente reasignación presupuestaria, con miras a aminorar lo máximo posible el porcentaje del presupuesto que no se podrá ejecutar.

Del 4º al 11º lugar

El informe de ejecución presupuestaria de la subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), colocaba a Magallanes en el cuarto lugar al 30 de junio. Esto, considerando un marco presupuestario de unos $25 mil millones.

Pero, al sufrir el presupuesto regional un incremento de recursos en agosto (subiendo el marco a unos $30 mil millones), Magallanes experimentó una brusca caída, quedando ahora en onceavo lugar, entre las quince regiones. Dicho porcentaje preocupa al gobierno regional, pues se registra a sólo dos meses del término del año.

El promedio de gasto del país es de 51%, pero, en el caso de Magallanes, la situación se agrava porque recientemente se declararon desiertas tres licitaciones que implicaban una inversión de unos $1.200 millones. La razón fue falta de oferentes.

La situación es complicada porque -según el nuevo encargado de la Dac- el presupuesto 2011 adolece de una mala estructuración, en el sentido que se basa en demasiados proyectos relativos a pavimentación y es limitado el número de empresas en la zona que pueden hacerse cargo de este tipo de trabajos. Además, varias de estas iniciativas no resultan por sí solas atractivas para que compañías regionales inviertan en nuevos equipos y/o que constructoras de otras zonas del país se interesen en asumir el costo de trasladarse y adjudicarse dichas obras.

Por ello, se estudia levantar en forma simultánea una suerte de paquete de proyectos, que eventualmente podría animar a empresas fuera de Magallanes a venir a hacerse cargo de estas obras de pavimentación.

Riesgo de perder $3 mil millones

La situación comenzó a quedar al descubierto cuando Sáez, como jefe de la División de Administración y Finanzas (Daf), verificaba el pago y egresos imputados al presupuesto regional y se dio cuenta que cada mes sólo se gastaba de entre 54% a 55% de las sumas programadas y que, al mes siguiente, no se lograba subsanar el desfase.

Al constatarse la magnitud del problema, el 22 de agosto pasado se realizó una reunión con todas las unidades técnicas y se revisó proyecto a proyecto la marcha y ahí se estableció que se habían “caído” iniciativas y pagos por unos $800 millones.

Ahí se comenzó a pensar en una reprogramación presupuestaria, seguida de un segundo encuentro con las unidades técnicas, donde se reconocieron otras pérdidas.

Hasta que se llegó a la exposición efectuada por Verónica Peragallo al gabinete regional, donde informó que existía el riesgo objetivo de que quedaran sin ejecutar $4.200 millones.

Ahora, Sáez está reasignando recursos, subiendo nuevos proyectos, teniendo como horizonte lograr el mayor gasto al 30 de diciembre próximo.

La reprogramación en curso hace pensar que se podría dejar sin ejecutar unos $3 mil millones al término del año.
El riesgo de no cumplir es que la región perdería el “premio” por eficiencia presupuestaria que este año implicó que se inyectaran a Magallanes $600 millones adicionales.

A la vez, si no se alcanza el 100% de la ejecución de los recursos FNDR-Fondema el marco presupuestario regional podría contraerse a unos $24 mil millones, cifra más cercana a los promedios históricos que se ha asignado en los últimos años a la zona.