Necrológicas

Goic-Marinovic, al rojo vivo

– Mientras esta semana se agudizó el enfrentamiento entre ambos diputados, fueron días en que la intendenta subrogante hizo gala de su carácter y capacidad de gestión.

Por La Prensa Austral Domingo 25 de Diciembre del 2011

Compartir esta noticia
17
Visitas


Contrario a su espíritu, las fiestas de fin de año generan cierto ambiente de tensión, cansancio y estrés y parece que ello también pesó en las relaciones de los diputados magallánicos Carolina Goic (DC) y Miodrag Marinovic (independiente).

Esta fue la semana en que más claramente se evidenció su distanciamiento, el cual siempre se trata de ocultar bajo las formas de las buenas costumbres y las críticas solapadas.

El impasse de la votación registrada el martes en la comisión de Zonas Extremas de la Cámara de Diputados le cayó a Marinovic -quien se destaca por ser pillo- como anillo al dedo.

Sí, porque -según la diputada- la abstención que adoptaron los cuatro parlamentarios opositores, incluida ella, tenía por finalidad forzar al gobierno a allanarse a negociar enmiendas al proyecto de ley sobre incentivos especiales, ya que no había mostrado antes voluntad en tal sentido.

Pero, no contaron con que, de acuerdo al reglamento, el empate virtual, con cuatro votos a favor y cuatro abstenciones, se traduce en un rechazo al proyecto, imposibilitando que al interior del referido grupo parlamentario se discutiera en particular la iniciativa remitida por el Ejecutivo.

Ni que fuera Anatoli Kárpov en sus mejores días, Marinovic captó que tenía en sus manos a la diputada Goic y le propinó un jaque mate, al presentar la abstención de la rubia parlamentaria como un rechazo a las normas especiales.

Ella acusa a Marinovic de rehusarse a dar la unanimidad para que se volviera a votar; él sostiene que él quería que se sufragara en otra sesión, pero que fue el también DC Gabriel Ascencio, quien, finalmente, señaló que preferían el rechazo y que el texto pasara tal cual a la comisión de Hacienda de la Cámara Baja.

Marinovic se encargó de difundir que el “rechazo” de Goic al proyecto en tal instancia parlamentaria fue un grave traspié al plantear que no había mejor instancia que la comisión integrada por todos los diputados de las zonas extremas para haber logrado mejoras sustanciales al proyecto de La Moneda. Para él, se desperdició una gran oportunidad.

Carolina Goic insiste en que la abstención era una estrategia para acorralar al Ejecutivo y lograr que se introduzcan modificaciones importantes. Considera que su colega magallánico fue desleal al exponerla como rechazando una iniciativa tan importante para la zona, si bien ésta sigue su tramitación en el Congreso.
El también el rubio diputado no pudo haber tenido mejor regalo de Navidad de parte de su par y todavía se sigue riendo.

Funa de estudiantes
Lo que no le causa ninguna risa, en cambio, es el escenario político regional que debió enfrentar tras dar su venia, junto a otros dos independientes, para que se aprobara la partida de Educación del presupuesto de la Nación 2012.
El parlamentario -también en el ámbito de aprovechar la oportunidad- le ganó el quien vive a los diputados opositores y negoció con el gobierno. Según su versión, consiguió ingentes recursos para Magallanes, principalmente en becas para los estudiantes.

Pero, la jugada no le resultó tan limpia como quería, pues esto -que trató de presentarlo como un gran logro para la región- no fue sopesado de igual forma por vastos sectores estudiantiles, políticos, académicos y sociales, quienes rechazaron su oportunismo.

Allí, le tocó a la diputada Goic sacar dividendos de la votación de Marinovic, presentándolo como quien negoció con el Ejecutivo, dándole la espalda a las demandas estudiantiles.

La última marcha realizada este jueves por las céntricas calles de la ciudad en Punta Arenas tuvo como uno de sus íconos la funa a la sede de Marinovic, ubicada en calle Magallanes. Aún está sin respuesta el emplazamiento de la federación de estudiantes de la Umag y de otros estamentos de dicha casa de estudios para que el blondo diputado dé cuenta de cuál fue su logro para la región.

En una conferencia de prensa del viernes, el diputado se limitó a replicar que no tiene por qué sentirse forzado a responder a un grupo de sólo 80 personas que salieron a la calle, cuando él trabaja por el bien de los ocho mil estudiantes que hay en la zona y responde a los cientos de padres que esforzadamente trabajan para que sus hijos reciban educación.

Acusó obscuras intenciones políticas detrás de estos detractores, aludiendo implícitamente a sus adversarios e insistiendo que es objeto de una jugada espúrea de parte de los partidos.

De hecho, fuentes ligadas al parlamentario responsabilizaron a la diputada Goic de la funa.

Marinovic no ha querido dar mayores luces de cuáles fueron los ingentes fondos que ganó para la región, pues ahora se escuda en la presentación de una demanda por cohecho -venta del voto- que presentó el senador Alejandro Navarro en contra del ministro de Educación, Felipe Bulnes, en la cual él tendrá que declarar. Así, como en las películas norteamericanas, repite que cualquier cosa que diga puede ser usado en su contra.

Fuentes ligadas a otros parlamentarios de la zona, plantearon que el voto de Marinovic, más allá de unas cuantas becas adicionales, significó en términos puntuales un gran desmedro para la Umag, entidad que dejará de percibir una cantidad significativa de recursos, lo que la llevará a tener que pedir millonarios créditos para seguir funcionando.

Marinovic plantea que el tiempo le tapará la boca a todos cuantos quieren sacar una ventaja fácil y aprovechar el repudio estudiantil en su contra.

¿Qué negoció Marinovic?
Cuando el senador Carlos Bianchi estrenó magistralmente el sistema de canjear el voto por medidas concretas para la zona, se supo fehacientemente que él pidió por los recursos del Transantiago que el Ejecutivo se allanara a entregar un bono compensatorio por la famosa deuda previsional de los jubilados magallánicos.

Fue así como la entonces intendenta Eugenia Mancilla tuvo, resignadamente y con la cara hasta el suelo, que ofrecer una conferencia de prensa, en la cual anunció tal bono y debió darle todas las glorias públicas al senador. Ese fue, de hecho, uno de los requisitos exigidos por Bianchi.

Su aventajado discípulo, Marinovic, quiere superarlo, pero no se sabe con certeza qué negoció el diputado con La Moneda.

Sectores ligados a un senador independiente plantean que su gran logro fue el que el gobierno central acceda a que el antiguo hospital regional sea convertido en un gran Centro de Salud y de Desarrollo Social.

Esta iniciativa ha sido profusamente promovida por el diputado, amén de concitar reuniones y apoyos explícitos de los ministros de Salud y de Desarrollo Social, Jaime Mañalich y Joaquín Lavín, respectivamente.

La reunión de Marinovic con el intendente Arturo Storaker, en la que ambos dieron cuenta de esta iniciativa, también estaría dentro de estas negociaciones.

Pero, al respecto, hay versiones encontradas. Mientras la máxima autoridad regional se encargó de plantear que recibió instrucciones de La Moneda para aparecer junto a Marinovic, asesores de Storaker postulan que fue más bien una encerrona del diputado, quien habría pedido una audiencia de último minuto y la habría hecho coincidir con una convocatoria de prensa que el intendente tenía fijada más o menos a la misma hora.

Y, si sólo se tratara de las becas estudiantiles, los sectores vinculados a Bianchi consideran que los recursos “conseguidos” por el diputado fueron, en suma lo único que logró Marinovic en su negociación con La Moneda.
Sin embargo, es notorio que las puertas del palacio de Gobierno se abrieron nuevamente de par en par para el diputado, volviendo a imponerse la estrategia del ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, de negociar con los independientes para alcanzar las mayorías que requiere Piñera para que le aprueben sus proyectos de ley.

Las últimas cuatro semanas se ha visto nuevamente a los ministros totalmente llanos y asequibles para el diputado magallánico.

Cuestión no menor y que no es vista con buenos ojos por los otros parlamentarios de la zona, sobre todo el senador Bianchi, quien, tras haber sido postergado en el primer año de la administración de Liliana Kusanovic, se posicionó muy bien con la llegada a la intendencia de Storaker.

Ahora, la tortilla parece que volvió a darse vuelta.
En el plano de las especulaciones, también se piensa que otra de las cosas que pidió Marinovic fue que el gobierno acoja una de sus iniciativas para mejorar las leyes de excepción, cual es prorrogar hasta por 25 años normas como la Ley Austral, siendo que el proyecto del Ejecutivo -que en algo tomó en cuenta el trabajo de la comisión Bianchi- considera la vigencia por 15 años.

Tampoco se descarta que el voto tenga alguna ramificación en el devenir del proyecto de ley sobre el gas, otro de los temas engorrosos, sensibles, pendientes y que puede reportar mucho, muchísimos votos de cara a las parlamentarias 2013.

Deuce
Considerando que a mitad de año la diputada Goic se había posicionado muy bien como una de las principales promotoras de la eliminación del 7% de la salud y, sobre todo, del post-natal de seis meses, la aprobación de tales leyes la tenían saltando de un pie. Pese a que hubiera preferido que ello hubiera ocurrido durante el anterior gobierno que encabezó Michelle Bachelet.

Pero, y si éste fuera un juego de tenis, todo lo acontecido este año hasta estas últimas semanas tienen a Goic y Marinovic en empate a 40.

Ya se verá quién realizará un potente saque para deshacer este “deuce” el próximo año, aunque quizás el match point no se verá si es que el diputado no se decide, finalmente, a tratar de llegar al Senado en diciembre de 2013, tal y como se da por seguro que hará la “Sharapova” regional.