Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Golborne cita de urgencia a empresas para abordar tema del gas y electricidad

Biministro descartó que haya consecuencias para la ciudadanía y negó que esté presionando o defendiendo a alguna empresa privada.

Por La Prensa Austral Martes 14 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
10
Visitas


El biministro de Energía y Minería, Laurence Golborne, citó anoche a empresas ligadas con la producción y suministro de gas y electricidad en Magallanes a una videoconferencia en la cual se abordará el tema y, más en concreto, la preocupación surgida ante denuncias de que este invierno habrá cortes gasíferos que afectarán a Edelmag.

Frente a este eventual panorama, Golborne planteó que desconoce cuál es la intención detrás de estas declaraciones o qué se busca cuando se manifiestan preocupaciones “ante hechos fortuitos sin preguntar primero a Enap o al Ministerio de Energía”.

El gerente de Enap-Magallanes, Roberto McLeod, afirmó que “mientras haya gas, va a haber suministro para la ciudad y para Methanex” y dijo que la única forma de que haya una interrupción del suministro es que no hubiera gas. “Pero hay gas así es que no hay de qué preocuparse”, aseguró.

En tanto, Edelmag indicó que “mantiene en total vigencia el contrato con su proveedor de gas natural, Gasco Magallanes” y que trabaja permanentemente “para mantener inalterable las condiciones de continuidad y calidad del suministro eléctrico a la comunidad magallánica”.

Niegan presiones
a Edelmag

A raíz de la crisis del gas, el gobierno intentó establecer a fines del año pasado una fuerte alza en las tarifas gasíferas y, en el contexto de las negociaciones Enap-Gasco, se rumoreó que se quería imponer a Edelmag una cláusula que la forzara a usar diésel en invierno.

Esta aprensión volvió a surgir en las últimas semanas cuando, a nivel de trascendidos, se indicó que el biministro Golborne estaría negociando directamente con el grupo CGE, que es el socio mayoritario de Edelmag (posee el 55,11% de las acciones de la compañía regional) para que usara diésel y/o adquiriera gas a mayor costo en Argentina.

Según estas versiones no oficiales, la supuesta negociación de Golborne con CGE tendría como punto clave persuadir a dicho consorcio que Edelmag no traspasara al público el mayor costo que ello representaría (se habla de un 30% de alza como mínimo), sino que lo asumiera a cargo de las utilidades de la empresa regional.

Pero, esta eventual transacción sería resistida por los accionistas minoritarios.

Al 31 de diciembre del año pasado, Edelmag contaba con 52.976 clientes y, según su ejercicio, obtuvo utilidades por $3.628 millones.

En el caso de Gasco, a noviembre del año pasado figuraba con unos 50 mil usuarios, siendo el cliente más importante Edelmag.

Frente a estas versiones, el biministro Golborne indicó que Enap tiene la relación comercial con sus clientes (entre ellos, Gasco) y que la maneja directamente a través de su área comercial “en beneficio de todos los chilenos y, en particular, de la Región de Magallanes para asegurar su suministro de gas”.

“No es rol del ministerio presionar ni defender ninguna empresa privada, sino defender a los ciudadanos”, remarcó Golborne.

Y, ante la posibilidad de que haya interrupciones del suministro gasífero, dijo: “Mientras haya gas en Magallanes, no se cortará a ningún servicio domiciliario”.

En el mundo empresarial, los trascendidos vuelven a responsabilizar a Methanex de estas eventuales tratativas, argumentándose que la canadiense está presionando al gobierno para evitar que un “peak” en el consumo magallánico haga caer el único tren productor de metanol que está trabajando. De suceder esto, se hace notar que se requeriría el doble de presión gasífera para poner nuevamente en funcionamiento dicha planta.

Más allá de la veracidad o no de tales versiones, la realidad es que actualmente Edelmag no está en condiciones de generar el 100% de la electricidad que consume la ciudad usando diésel. Esto, porque el 85% de su capacidad productora está adaptada para gas natural y el otro 15%, para diésel, pues posee sólo una turbina para petróleo. Esto imposibilita a la compañía a producir toda la energía eléctrica usando diésel y se plantea que existe alguna mínima posibilidad de importar gas desde Río Grande, aunque a un precio casi cuatro veces superior al que vende Enap a Gasco.

Este tema también fue objeto de la preocupación del intendente Arturo Storaker. Se indicó que el gobierno regional está al tanto de que el aumento del consumo de gas producto del invierno puede generar algún episodio crítico, tanto como que es difícil obligar a un ahorro de energía eléctrica o dejar sin suministro gasífero a Edelmag.

“Se ve muy difícil que haya un recorte de energía eléctrica vía menor suministro de gas a Edelmag. Eso duplicaría el problema y políticamente es un escenario complejo que el gobierno regional no quiere arriesgar”, comentó una fuente gubernamental.