Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Golborne llama a no rechazar a priori propuesta para resolver crisis del gas

Iniciativa legal será enviada la próxima semana al Congreso para su discusión. Sólo allí se le podrán realizar
indicaciones, aclaró el biministro de Energía y Minería.

Por La Prensa Austral Martes 26 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
4
Visitas


“No hemos estado trabajando durante todos estos meses un subsecretario de Hacienda, un gran intendente ni un entonces biministro de Energía y Minería, así como varios técnicos para plantear una solución al problema de la energía de Magallanes que vaya a generar desilusión en la ciudadanía. Por ello, espero que, ojalá, haya una recepción adecuada y realista de lo que se puede o no se puede hacer, pero entendiendo que se ha acogido gran parte de las inquietudes expresadas por todos los sectores”.

Ese es el planteamiento del hoy ministro de Obras Públicas y hasta la semana pasada biministro de Energía y Minería, Laurence Golborne.

Manteniendo aún el hermetismo respecto del contenido del anteproyecto gasífero, el ministro de OO.PP. anunció que la iniciativa legal será remitida la próxima semana al Congreso, a fin de que ésta sea tramitada durante agosto y septiembre, para que sea despachada antes de octubre.
“Queremos llegar a Magallanes para decir que hemos cumplido cada uno de los compromisos adquiridos en enero”, remarcó.

Aunque el ministro no quiso entregar detalles, lo cierto es que el proyecto buscará homologar el sistema de tarifas del gas en la zona al que opera para los otros servicios públicos del resto del país, estableciendo precios por cuatro años, los cuales se indexan al IPC.

Así, en forma graciosa, replicó que “no va a ser cada seis años, para puro no darte en el gusto”, aludiendo en la información entregada en la víspera por este diario.

Inicialmente todo estaba previsto para que el encuentro con la comunidad se efectuara ayer, pero el mal tiempo impidió la llegada de Golborne, así como la del flamante ministro de Energía, Rodrigo Alvarez.
Ahora, todo se prepara para que esto se verifique mañana.

La iniciativa legal liberará a Enap de tener que cargar a su ejercicio operacional los costos de mantener un precio preferencial para Magallanes.

Aunque no se confirmó, esto se haría a través de un subsidio de US$15 millones anuales.

“Con la tarificación del gas, queremos dar una solución de largo plazo a la región que permita a la gente poder proyectarse, tener claridad y conocimiento de lo que viene y cambiar el sistema que había año a año en Magallanes que da incertidumbre permanente y pasar a un sistema más normal como ocurre en la mayoría de los servicios públicos, con situaciones tarifarias de más largo aliento y teniendo claridad siempre en el corto plazo que el gas se pudiese mantener un precio razonable sin alzas significativas y ese es el concepto que hay”, expresó.

La otra arista del problema, se abordará con el establecimiento de “otros programas de incentivo para revisar y asegurar la disponibilidad energética de la región, en los distintos escenarios que se puedan prever”.

Consultado si se mantendrá el actual nivel de precios para el consumo domiciliario, Golborne respondió afirmativamente, agregando que ello también se buscó para las pequeñas empresas.

“Queremos que haya tranquilidad y certeza respecto al horizonte de precio y que los precios se mantengan en términos razonables, reales en un período adecuado”, acotó.

Requerido si se le quitará a Enap la carga de absorber el menor precio, dijo: “Tenemos los acuerdos para presentar esta alternativa de solución definitiva el miércoles próximo”.

También se le consultó si, tras la presentación de mañana, habrá espacio para acoger alguna propuesta que surja en dicho acto, lo cual negó, planteando que se han escuchado todas las posturas y que, incluso, el intendente había accedido a realizar una nueva reunión de la mesa de trabajo para oír otras exposiciones, lo cual, finalmente, fue desechado por la gente convocada.

“Los parlamentarios de la zona pidieron que esto se debata en el Congreso. Hemos escuchado sus inquietudes y hemos tratado de recoger el máximo de estas iniciativas”, planteó.

Hizo ver que uno de los parlamentarios que tuvo una actitud muy propositiva fue el senador Carlos Bianchi.
Remarcó que será ahora en el Congreso donde se podrá revisar y discutir el articulado en detalles y recibir nuevas contribuciones.

“El espacio para recoger nuevas inquietudes o precisiones, propuestas de cambios es en el Congreso Nacional. No podemos dilatar esto eternamente”, indicó.

La tarificación seguirá en gran medida la escala porcentual que actualmente se aplica, aplicando mayores alzas en la medida que aumente el volumen de consumo.

“La idea es mantener y perfeccionar el sistema hoy día vigente. No pretendemos hacer grandes cambios, sino tener un tratamiento similar a como se ha hecho en el pasado, pero estableciéndolo formalmente con un proceso adecuado y con claridad”, puntualizó.

Llamado a no
rechazar a priori

Aunque está contento del trabajo desplegado, el ministro Golborne está inquieto por los llamados a rechazar de antemano la solución global que se expondrá.

“Quiero hacer un llamado a la gente de Magallanes a analizar el tema, a escuchar y no a hacerse cargo de llamados a rechazar cosas que no se conocen, rechazar temas que no se han discutido. No dejemos que se manipule políticamente un tema de tanta importancia para la región”, instó.

Insistió en que el ánimo del gobierno es resolver los problemas y no operar en este caso con la cuestionada “letra chica” que se critica en varios de los proyectos enviados por la administración Piñera al Congreso.

“Aquí estamos tratando de resolver problemas, no de crear nuevos problemas y la forma de hacerlo es a través del diálogo. Entonces, aquellos que dicen: “¡Rechacemos esto”, sin haberlo escuchado, no me parece que estén propiciando un ambiente de diálogo”, objetó el ministro.

Por ello, no dudó en calificar de “inapropiado” el llamado a manifestarse en contra que han formulado algunos organismos, porque el gobierno ha trabajado en serio en este tema.

“Hemos estado trabajando en estos meses en la búsqueda de soluciones y hemos tenido la apertura de escuchar las propuestas y espero haber acogido a una parte importante de ellas. Siempre habrá gente que quiere más y encuentro válido, incluso, que alguien opine que no es una solución adecuada, pero esperemos a ver cuál es la solución que planteamos. Cuando se rechazan las cosas a priori, ahí empiezo a pensar que no está, entonces, poniéndose por delante el beneficio de la Región de Magallanes, sino que otro tipo de consideraciones que, para estas materias, yo pediría que las dejen de lado. Aquí lo que nos preocupa es que la Región de Magallanes tenga una solución a un problema que se ha pedido que se resuelva desde hace mucho tiempo. Por lo tanto démosle una solución y lo mejor posible. Aquí hay que buscar qué es lo que se puede hacer, qué es posible hacer y nosotros estamos dando un paso importante en esa dirección y, ojalá, que eso sea apreciado, acogido y, en definitiva, podamos dar un impulso a Magallanes y una estabilidad para la planificación y el desarrollo de negocios”, concluyó.